Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Clara Brennan

ARTE Y POLÍTICA: PURA SIMBIOSIS

ARTE Y POLÍTICA: PURA SIMBIOSIS

Durante el encuentro que tuvo lugar el lunes 12 de noviembre en La Asociación de Autores de Teatro sobre la relación entre política y teatro, se tocaron muchos temas, sin embargo, a mí me gustaría resaltar uno en especial: la dimensión de lo político en el arte y, en concreto, en el teatro. El debate derivó de la lectura dramatizada de tres textos con un marcado posicionamiento político: “Punto Muerto” de Blanca Doménech, “Columna” de Clara Brennan y “El precio” de Lena Kitsopoulou. Estos textos se enmarcan en un proyecto llamado Theatre Uncut, nacido en Inglaterra. Dicho proyecto aglutina a autores y dramaturgos de diferentes países que escriben obras teatrales breves hablando sobre la situación de sus países, a su anorama económico, social y político. Así pues, volvamos al tema que nos preocupaba: ¿Cuál es la dimensión de lo político en el teatro? ¿Influye el teatro en la política? Estas son dos de las preguntas fundamentales que se barajaron. No existe una respuesta clara que permita contestarlas. Sin embargo, aun siendo incierto el grado de influencia del teatro sobre la política, lo que sí es muy cierto es que la política influye en el teatro. Y esto no debe ser un espanto o algo de lo que debamos huir. Al revés, en el encuentro se apoyó el desarrollo de textos politizados. Se expresó la necesidad de una nueva poética que vaya de la mano de este nuevo teatro social, así como la necesidad de una mayor organización del teatro. No puede existir un teatro politizado y reivindicativo que siga dependiendo del capricho de los productores. Se necesita un teatro independiente, que haga lo que quiera donde quiera. Por ello, es necesario prestar atención al teatro callejero, al teatro que se desarrolla en espacios que no son propiamente escénicos. Se proclamó, en fin, la necesidad de desarrollar un teatro de la multitud, alejado de las presiones administrativas o económicas.
A raíz de toda esta línea de pensamiento, no obstante, apareció una duda, a la que no podemos dejar de prestar atención. ¿Cuáles son las posibilidades reales de ser un artista profesional en esta esfera, lejos del mundo del ocio y el entretenimiento? ¿Cuál es el futuro de este teatro? ¿Podrá sobrevivir?

NIMUE