Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Telémaco: el que lucha a distancia en La Abadía Confinada

“Yo soy Telémaco, que significa “el que lucha a distancia”. Soy Telémaco, el que no fue a la guerra de Troya, el que esperó veinte años a que regresara el padre, el que no sabía qué hacer para recuperar el futuro que le habían prometido…” Con este texto se abre la pieza de teatro confinado, espacio que ha recuperado el Teatro de la Abadía para conjugar propuestas presenciales con virtuales. Estas palabras, en boca del actor que hará de Telémaco, en estos tiempos donde salir al mundo es un riesgo vital que nos obliga a intentar, desde la distancia, seguir peleando por nuestro futuro y nuestra libertad…nos convierte, de repente, en protagonistas de la historia de Telémaco. Nos sumerge en la impotencia de sentir que tenemos limitadas las decisiones sobre nuestros deseos y sueños. La pieza transcurre a medio camino entre el viaje virtual por tierras y tiempos, a veces el pasado es presente y de golpe, el presente es la herencia del pasado. Durante la obra, aparece una promesa más, la presencia de un actor internacional que hará del padre de Telémaco…y de nuevo, caemos en la frustración… ¿Era una promesa real o un juego más dentro de esta ficción de posibilidades truncadas?, no se aclara durante la espera…que nos conducirá a un final todavía más protagónico, entre Telémaco y los fantasmas virtuales en los que nos hemos convertido y que tendremos que ejercer el rol del padre ausente. ¿La propuesta era como ocurrió o hemos de pensar que los obstáculos provocan otra experiencia personal?…¿…?

Adolfo Simón

Teatro de La Abadía on Twitter: "TELÉMACO: el que lucha a distancia (un  hijo de Grecia) de @luissorolla #CarlosTuñón y @gonramoss llega a nuestro  #TeatroConfinado este domingo con entradas agotadas! Aún quedan

Los comentarios están cerrados.