Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

“No todo el mundo puede ser huérfano” de Chiens de Navarre en los Teatros del CANAL

La compañía francesa Chiens de Navarre recaló en Madrid con esta revisión histriónica y escatológica sobre el papel de la familia, No todo el mundo puede ser huérfano (Tout le monde ne peut pas être orphelin) es un retrato brutal y profundo sobre la familia en la actualidad. La familia, ese lugar de celebración y acompañamiento para el individuo se convierte, en este montaje, en una radiografía cruda sobre lo que siempre se esconde o se escusa de esta institución. Y que mejor momento que la navidad, ese tiempo en el que todos los integrantes de cualquier familia, hacen el esfuerzo por encontrarse en armonía pero, en realidad, los cuchillos están siempre afilándose debajo de las mesas. Sin límites ni cortapisas, se nos muestra con detalles brutales lo que en realidad es la familia en el fondo, un pozo oscuro e infecto al que todos estamos abocados. Ojalá la escena siempre fuese tan comprometida, ácida y transparente.

Adolfo Simón

Siempre se acaba matando al padre (y si es hippie, con más razón)

Los comentarios están cerrados.