Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

“Amor, amor, catástrofe” en el Teatro Español

La poesía hoy es un país deshabitado, el teatro…un balsa de piedra a la deriva, perdida en medio de cualquier océano. Y los escenarios… la única trinchera frente a un público desorientado. Y el afuera…un paisaje tenebroso donde un virus sobrevuela las ciudades y las cabezas huecas…y me pregunto…tanto interés en vacunar los cuerpos… ¿Y si vacunamos los cerebros de esta sociedad que se ha perdido en las frecuencias virtuales?. No sé si estamos a tiempo, sigo acudiendo cada día al teatro esperando el rito que me reconcilie con el mundo, con el ser humano. Y pocas veces lo encuentro…casi siempre salgo a la trinchera del mundo y miro a mi alrededor y me estremezco viendo como todos nos asomamos al abismo sin remedio. Hoy he ido a ver “Amor, amor, catástrofe” en la sala Margarita Xirgu del Teatro Español y he estado viajando durante hora y media a lomos de la poesía de Salinas y de su vida, gracias a un juego poliedrico creado a partir de unas cartas que ha ordenado dramáticamente Julieta Soria. Y he visto saltar el tiempo y el espacio por el aire, escribiendo metáforas invisibles gracias a los cuerpos de tres actores en estado de gracia…Seis mesas y tres sillas, no hace falta mas…cuando hay TEATRO…no hace falta artificio ni aparatosidad…hace falta inteligencia y poesía escénica y eso lo ha construido Ainhoa Amestoy con mano firme y frágil. Yo no pondría multas a la gente que se salta el respeto social y se quita la mascarilla, los llevaría a este pequeño teatro y les obligaría a sumergirse en ese poema escénico que ha creado este espléndido equipo. Y a los que respetamos a los demás, también les animo a que vayan porque la poesía y el teatro no están de moda ni falta que hace, porque trascienden al tiempo y son eternos; han sobrevivido y sobrevivirán a todas las pandemias físicas y mentales…y esa es la mejor vacuna para estos tiempos.

Adolfo Simón

AMOR, AMOR, CATÁSTROFE en el Teatro Español - Madrid Es Teatro

Los comentarios están cerrados.