Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

“EL VIAJE A NINGUNA PARTE” en el Teatro Fernán Gómez

El Viaje a Ninguna Parte nos habla de una forma de ejercer la profesión de cómico, en una compañía ambulante. En realidad nos habla del oficio, vocacional donde los haya, pequeño micromundo de vida y resistencia. Es un homenaje a la profesión que perdura y se reinventa de siglo en siglo. Muere y renace. A pesar del cine, del cine sonoro, de la radio, de la televisión, de Internet… Por todo ello, El viaje a ninguna parte se ha convertido en una metáfora permanente de este arte del Teatro que renace en cada función, única e irrepetible.

Solo un hombre como Fernando Fernán Gómez que amaba a los cómicos por encima de todo, podía escribir una historia donde se reflejase como ¿era? el mundo del teatro o como tal vez sigue siendo a día de hoy. Creemos que la cultura es entretenimiento y sí, pero sobre todo, es el resultado del trabajo de muchos humildes hombres y mujeres que van tejiendo poco a poco sus sueños y pesadillas para aportarnos un poco de oxígeno que nos permita vivir en este mundo infernal. Tuvo que llegar una pandemia para darnos cuenta de lo importante que es un libro, una canción, una obra de teatro… cada vez que veo “El viaje a ninguna parte” en cualquiera de sus formatos, me doy cuenta de porqué es tan importante seguir transitando los caminos para llevar una historia hasta el último rincón del país.

Adolfo Simón

El Teatro Fernán Gómez rememora 'El viaje a ninguna parte' por el  centenario del autor que le da nombre

Los comentarios están cerrados.