Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

LA COVANCHA en El Umbral de Primavera

La Covancha es ese lugar de tu infancia que huele a rosquillas y a café recién hecho, donde tu abuela te enseñaba a amasar y tu madre a freír. La Covancha es un culto a lo pequeño, a lo cotidiano, a todo aquello que podemos agarrar con las manos. Es ese mapa generacional que crea nuestra memoria y se va perpetuando en el tiempo.

Y sobre todo, La Covancha es una experiencia que sitúa al público en un viaje a su propia memoria, desde la entrada, donde hay ya unos pequeños dispositivos sobre la memoria de los actores, se produce un eco en quien escucha. Dentro de la sala, las canciones, los recuerdos, los olores y la memoria serán los ingredientes para cocinar un pasaje de la infancia del equipo de esta propuesta, para que, de ese modo nuestro baúl de recuerdos se abra y se expanda por la sala. Al salir, la memoria activada sigue produciendo sensaciones que nos reconcilian con el presente. No existe el hoy ni el mañana si ignoramos lo que está alojado en el albúm de otro tiempo.

Una propuesta sugerente que reaviva los sentidos.

Adolfo Simón

Los comentarios están cerrados.