Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

«La bella Dorotea» de Miguel Mihura en el Teatro Español

Dorotea vive en un pueblo pequeño del norte de España a mediados de los años 70. Es hija de uno de los hombres más ricos del pueblo y también una mujer inadaptada y rebelde. No soporta las habladurías del pueblo, las envidias y la mentalidad provinciana y represora que le ha tocado en suerte. Cuando empieza la función está a punto de casarse con Fermín, un forastero que parece un buen hombre y del que se ha enamorado, pero que la deja plantada en el último momento incapaz de soportar las presiones pueblerinas.

Este es el punto de partida para un texto de Mihura que confirma la época genial donde los autores escribían historias normales con un toque de locura y disparate; el absurdo cómico de la postguerra civil española que servía para olvidar aquel tiempo en blanco y negro.

El montaje es un juego escénico que potencia el delirio de la obra, con apuntes escénicos y musicales que aportan divertimento y un plantel de intérpretes que suman juego, bailes e imaginación a la escenificación.

Al salir del teatro, la sonrisa sigue dibujada en los labios.

Adolfo Simón

Los comentarios están cerrados.