Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

«Adictos» en el Teatro Reina Victoria

Los autores reivindican a través de este texto la capacidad de reacción del ser humano. El punto de rebeldía que siempre es necesario para que las cosas evolucionen hacia una meta mejor, hacia el horizonte en el que todos podamos disfrutar de una vida tecnológicamente sana y socialmente libre.

Y, de nuevo, al frente de la propuesta, está Lola Herrera, incombustible, arriesgando, llenando el escenario de verdad y compromiso. Después de una carrera tan impresionante, sigue sorprendiendo y maravillando al público fiel, que acude con devoción a verla. Y ese público disfruta de un trabajo de tal calibre que eclipsa todo y el resto del equipo se vuelca también ante este monstruo escénico que rejuvenece cuando pisa la escena.

Adolfo Simón

Los comentarios están cerrados.