Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

DALET(DA) en el Festival Internacional de verano del Escorial

El montaje más reciente de Daniel Abreu, estreno absoluto en el Festival Internacional de Verano de El Escorial, lleva por título el de una letra del alfabeto hebreo que hace referencia a la puerta. Y esa imagen alude a diferentes conceptos que vuelca el coreógrafo canario, Premio Nacional de Danza en 2014, a través de su baile: el concepto de ir del vacío a una forma sin dimensiones.

Daniel Abreu se enfrenta a un montaje de grandes dimensiones, se rodea de un grupo de bailarines a los que ha impregnado con su particular forma de transitar por la escena. Daniel nos tiene acostumbrados a propuestas íntimas, donde su piel y su movimiento son el discurso, aquí, en la inmensidad del escenario del auditorio sigue manteniendo esa cualidad y cuida que el resto de elementos del equipo se sumerjan en su discurso… la música, el espacio, la luz, el vestuario, todo sintoniza para construir un tiempo donde entramos en un universo inquietante y distópico que nos remite a otras épocas o tal vez a un futuro que todavía está por llegar, ese donde el individuo será una pieza desubicada en el puzle ético del mundo, dudando entre «ser» o «estar».

Adolfo Simón

Los comentarios están cerrados.