Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

«Los chicos del coro, el musical» en el Teatro de La Latina

En 1949, el profesor sustituto Clement Mathieu llega al internado “Fondo del estanque”, donde el director Rachin ha impuesto un régimen severo y riguroso sin lugar para la música. Mathieu, antiguo compositor sin suerte, se salta las normas para descubrir la belleza del mundo a unos jóvenes educados bajo la aspereza de la Segunda Guerra Mundial. Con este planteamiento, inspirado en su propia infancia y en un viejo clásico del cine francés, Christophe Barratier creó una de las películas verdaderamente inolvidables de los inicios del siglo XXI, enaltecida por la sublime música de Bruno Coulais.

Dentro del gran escaparate de musicales en el que se ha convertido Madrid, se agradece que haya un espectáculo que no es un frenesí coreográfico ni un continuo tema musical tras otro, muchas veces sin hilo dramático ni conexión. Los chicos del coro, el musical es una historia potente muy bien adaptada al teatro por Pedro Víllora que, gracias a su talento como autor, llena de matices cada escena. Y esta historia está acompañada de una música que emociona a cada nota, llenando nuestros oídos de otro plano dramático, esencial para seguir el devenir de la historia. La puesta en escena de Juan Luis Iborra está cuidada en cada momento para que la teatralidad no se pierda en efectos. Y, por supuesto, el grupo de excelentes actores protagonistas a los que se suman el grupo de niños y niñas provocan, para placer del público, un viaje por una época que, desgraciadamente, nos resuena en estos tiempos inciertos.

Vayan a verla porque no es solo un musical, es una gran historia con canciones y música.

Adolfo Simón

Los comentarios están cerrados.