Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

«Carnación» de Rocío Molina en Naves del Español

Carnación, en términos pictóricos, hace referencia al proceso de coloración de la carne, al paso de lo invisible a lo visible. Carnación remite también, de forma inevitable, al acto de hacerse carne, a la posibilidad de ser tocado. Es aquí donde la creación se encuentra con el deseo para reconocerse como resistencias a la consciencia de desaparición, como celebración de una vulnerabilidad que, a su vez, es señal y rastro de lo que está vivo.

¿Cuándo empieza y termina el teatro, la danza, la plástica, la música en un escenario para mutar a un lenguaje de otra dimensión, sin caligrafía que lo exprese?, es un misterio. Hay espectáculos que llevan al público por laberintos sin salida, donde hay aromas intensos y paisajes indescriptibles en cada tramo del viaje. Carnación es todo lo que está descrito en las primeras líneas de esta nota, está muy claro el punto de partida de este proyecto y así reza en el programa de mano. Pero una cosa es lo que piensa durante el proceso la artista, en este caso Rocío Molina junta a un equipo impresionante, pero cuando se levanta el telón de la oscuridad en la escena, de algún modo, todo lo que allí ocurre también pertenece al imaginario del público que lo mira y lo devora. Y aunque distinguía las imágenes y sus referencias pictóricas; viajando por los tejados del Prado y el Reina Sofía…bajando a los sótanos de iglesias y cementerios…no pude evitar trasladarme a la tragedia griega y ahí, de golpe, me encontré con Antígona en una relación insólita con Creonte. Si Sófocles hubiera dado una oportunidad de venganza a Antígona, tal vez habría escrito la pieza de Rocío Molina… y tal vez habría dejado incompleto el texto para que un salvaje del presente cerrará el espectáculo con la escena final.

Hay obras que no son danza ni canto…son, tal vez, la obra total, una experiencia única, pasarán los años y me seguirán acompañando fragmentos de lo visto esta noche.

Adolfo Simón

Los comentarios están cerrados.