Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “teatro kamikaze

CND a la Carta 2 en el Teatro Kamikaze

Por segundo año, la Compañía Nacional de Danza, en colaboración con  nos ha preparado un menú de baile interactivo en el que, se supone, que el público elige lo que quiere ver y que representa la oportunidad de entrar a conocer parte del repertorio de la compañía de una manera sencilla. La propuesta ha tenido éxito y ya están las entradas agotadas.

Presentado por Lluvia Rojo, este año se nos ofrecen cuatro estrenos, dos homenajes y otras obras clásicas que ya hemos visto en el repertorio de la CND.  La presentadora de esta carta no es imparcial, como buena chef, ella quiere ver los estrenos, claro, como todo el mundo que es asiduo a la Compañía.  Así que, una vez asumido esta especie de «pucherazo», nunca mejor dicho en este contexto «a la Carta», disfrutaremos de los homenajes a Juan Carlos Santamaría con su obra Polvo Eres y de Tony Fabre con Holberg suite.

Entre los estrenos encontramos Odila, de Mario Bermúdez Gil, Jián de Iratxe Ansa e Igor Bacovich, Absolutio de Altea Nuñez y Triple Bach de Seh Yun Kim. Casi todos ellos de corte contemporáneo, aspiran a alcanzar un reconocimiento entre el repertorio.

Además hay más sorpresas a lo largo de esta presentación de manera que la danza reúne a otras disciplinas y genera corrientes creadoras por todos los espacios de El Pavón Teatro Kamikaze, que representan con su habitual profesionalidad los bailarines pertenecientes a la compañía.

Luis Mª García Grande

cnd2-min.jpg

 


«La inopia» en Teatro Kamikaze

En el Teatro Kamikaze ha desembarcado la danza en el mes de mayo con contundencia y buenas propuestas como la de Alberto Velasco, que nos cuenta cómo se transportaba a otro mundo en esas verbenas populares de su infancia, volaba, soñaba y se quedaba en la inopia. Unas verbenas llenas de color, guirnaldas, banderitas, seatspanda y, también, a veces, rodeadas de oscuridad y tensión.

La música puede transportarte a muchos mundos y puede hacerte vivir sensaciones a solas tan buenas o mejor que las vividas en compañía. evadirse en los malos momentos, saltar al vacío, contemplarse a uno mismo, soñar o tener pesadillas…Velasco ha sabido plasmar en un espectáculo esas recreaciones que suceden en su mente cuando suenan unos buenos acordes. Pero para eso ha necesitado la ayuda de buenos amigos coreógrafos como Sol Picó, Chevi Muraday, Daniel Abreu, Carlota Ferrer, Vero Cendoya y Carmelo Segura que han sabido exprimir todo lo que pasa por el cerebro. Además se acompaña de textos de Sonia Barba para expandirse aún más por el escenario, porque en La Inopia, necesita su sitio para ejecutar esas doce coreografías para un bailarín de 120 kilos, orgulloso de sus carnes y moviéndolas con todo el rigor que merece este homenaje a la danza y a la belleza.

Luis Mª García Grande.