Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

«La violación de Lucrecia» en Teatro de La Abadía

«La violación de Lucrecia» se ha prorrogado hasta el día 15 de junio en el Teatro de la Abadía.

Imprescindible. Tendríamos que utilizar millones de palabras para describir el trabajo que Nuria Espert y Miguel del Arco han realizado con este texto de Shakespeare, tendríamos que escribir tesis doctorales sobre este montaje que hace que una obra menor, de esas que no se tienen en cuenta cuando se quiere montar un Shakespeare de verdad, se convierta en la obra más importante que se puede ver ahora sobre las tablas españolas.

Nuria EspertEspert destripa cada personaje de la obra y lo hace suyo como si estuviera poseída, pasando de uno a otro con una velocidad increíble y con una maestría que solo ella es capaz de conseguir. Podemos ver a Lucrecia y de repente se convierte en Tarquinio, Colatino, la doncella, Lucio Bruto…da igual, ella los asume de manera tan natural que es imposible no verlos. Su expresión facial, su dicción y su manera de moverse  cambia como lo haría un plano de una cámara a otra si la obra estuviera interpretada por varios actores. No le hacen falta ni siquiera esas túnicas, tan acertadamente ideadas por Miguel del Arco, para transformarse. Toda una lección de teatro y de interpretación  que ella imparte con total naturaridad, como si estuviera ensayando en su casa.

laviolaciondelucrecia5_fichaMiguel del Arco ha sabido rodearse de profesionales que han creado una escenografía, iluminación y ambiente sonoro dignos de tal actriz. No hace falta mucho atrezzo ni mucha innovación tecnológica para crear el ambiente preciso, pero sí mucha maestría para acompañar a La Espert y empujarla a meterse en este discurso de hora y media. Los dos han sabido sacar lo mejor del otro para concebir una obra maestra. Una cama con dosel, una silla y una mesita, varias telas y dos túnicas bastan para recrear una Roma en crisis y una mujer que cambió la Historia: la caída de los reyes y la instauración de La República.

Solo hay una cosa que me desconcierta: un cartel que anuncia la obra bastante anodino… pero eso no importa porque ahora la Historia del teatro está reescrita a través de un director y una actriz.

Adolfo Simón

 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s