Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Un viaje frágil a Marte

Hay que estar atento a la programación mensual del Umbral de la Primavera ya que siempre proponen experiencias de creación no convencional, se está convirtiendo en un espacio donde los jóvenes tiene ocasión de poner en pie sus proyectos para que se renueve el panorama teatral.

Ayer domingo asistimos a dos propuestas con aforo completo y con cierta conexión temática y estética.

En “Frágil”, una pareja que parece está imbuida en un tiempo detenido, va girando sobre un reloj sin memoria, para encontrar pequeños espacios de luz donde dialogar en presente. Una propuesta poética, anclada en la sencillez de unos cuerpos y una constelación lumínica.

En “Marte”, Aita Sar, la directora, nos invita a atravesar el umbral de la sala para sumergirnos en una especie de museo donde poder observar a los personajes como miramos una especie minúscula a través del microscopio. En ese momento intuimos que nuestra presencia será como la de un investigador que mira con lupa los comportamientos de una especie, la nuestra. A partir de ese momento seguimos los pasos de una indagación donde una voz grabada nos habla de lo que ocurrió en el origen para observar hoy, tras ese viaje evolutivo, lo qué ha sido de nuestra especie…¿Hemos florecido como los naranjos o seguimos exprimiendo las naranjas a empujones?. ¿Hemos entendido la erótica como un momento de comunicación o como un arañazo en la mirada del otro?.¿Hemos encontrado el momento en el que sabremos si somos uno o varios en el placer?…¿Vamos a poder envejecer tomando con humor este trayecto donde la mente se desmorona frente al cuerpo?.

Una propuesta compleja y abstracta en la que nos invitan a no estar pasivos ante la forma y el fondo. Un universo personal arriesgado que seguirá el curso de búsqueda en próximos trabajos.

Adolfo Simón

MARTE. Mi cuerpo como campo de batalla – El Umbral De Primavera | vivero  cultural diverso

Los comentarios están cerrados.