Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

PRAGA, 1941 (JÓVENES RUBIOS NO PARAN DE GRITAR FRENTE A MI CASA) de LA JOVEN en el TEATRO FERNÁN GÓMEZ

Petr fue un chico que vivió seguramente en esa casa en 1941 cuando los nazis ocuparon la ciudad. Daniel, que tiene la misma edad que Petr, lee con incredulidad cómo era la vida en las calles por las que él pasea. La voz de los dos chicos empieza a fundirse y los límites entre el presente y el pasado cada vez parecen más difusos. Es fundamental seguir recordando los terribles hechos del nazismo hace no mucho y sobre todo, en estos tiempos donde vivimos en una confusión similar a la de entonces; no está claro si la guerra es un acto de defensa cuando sufre tanta gente en ella. En esta historia, contada como un cuento-pesadilla, nos hacen viajar en el tiempo y los espacios, públicos y privados para saber qué puede pasar tras esa fina frontera que hay en el paso del ser humano al animal monstruoso que todos llevamos dentro. Una escenificación sencilla y emocionante.

También se puede visitar la exposición Eterna continuidad con dibujos de Chava Pressburgerová – hermana de Petr Ginz protagonista de la obra – que se muestra en el vestíbulo, solamente estará abierta durante el horario de acomodación para asistir a ver la obra.

Los comentarios están cerrados.