Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Compañía Hongaresa

Teatro terminal

La muerte siempre ha sido un tema muy sugerente a la hora de crear ficción, la muerte o sus alrededores. Estos días se han representado dos piezas ácidas y curiosas sobre ese momento previo al camino de luz o cuando ya se habitan las tinieblas.
En «Páncreas» de Patxo Tellería, presentada en el CDN, asistimos a un ritual de aire inglés y en verso en el que tres personajes juegan a una ruleta rusa imaginaria, proponiendo un desenlace terrible en función de quién aprovecha mejor lo que tiene el otro y que no valora en vida, en el fondo hay una crítica desalmada a una sociedad que consume y trafica con todo.
En Lagrada, la Compañía Hongaresa ha presentado “Serenata para un país sin serenos” de Lluisa Cunillé y Paco Zarzoso, un tándem muy fructífero que escribe a cuatro manos que genera textos muy sugerentes en los que mezclan la realidad con la ficción a partes iguales. Aquí nos sumergen en una Fedra contemporánea muy inquietante que dialoga con el sonido de un violonchelo en el tanatorio donde vela la muerte del marido junto a su hijastro…Dramaturgia esencial y transgresora.
Adolfo Simónserenata_hongaresa


Hilvanando cielos de Paco Zarzoso-CDN

La escritura de Paco Zarzoso siempre se ha caracterizado por personajes y situaciones donde el misterio y la tensión que se crea entre líneas…en los silencios…y pausas, mantenían al espectador pendiente, esperando la solución que a veces, como en la vida, no llega. Hay muchos textos y propuestas anteriores con su Compañía Hongaresa que podría nombrar como ejemplo de esto que comento y en cambio, en este nuevo trabajo, lo críptico en el lenguaje llega a tales extremos que no hay ni un mínimo espacio de acceso para el espectador…es que como si las situaciones de los personajes fuesen reconocibles pero hablasen en un idioma no reconocible. Que sobre esa realidad, los diálogos se eleven a un nivel metafórico tan grande deja al patio de butacas muy lejos de la recepción oportuna. No se si hoy es necesario plantear discursos tan crípticos.
Adolfo Simón

Hilvanando cielos