Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Edward Albee

Nace un nuevo espacio escénico en Madrid, se abre: La Puerta de al Lado…

El próximo 7 de marzo tendrá lugar la apertura de un nuevo espacio escénico en la capital, LA PUERTA DE AL LADO. Un lugar con mucha magia en el que se mezclarán la buena energía y la ilusión con las ganas de hacer bien las cosas.
Una nueva oportunidad para ver teatro de calidad en Madrid. Con un aforo de entre 25 y 30 personas, dependiendo de la función, La Puerta de al Lado apostará por el drama, la comedia y la dramedy (mezcla de drama y comedia).
La Puerta de al Lado se sitúa en la calle Olivar, 13 e inicia su andadura con tres apuestas escénicas:
El estreno de UNA HISTORIA DEL ZOO: Basada en los textos de Edward Albee… The Zoo Story y At Home at the Zoo nace esta obra, totalmente reescrita. Bajo la dirección de Federico Vergne, Carlos de Austria y José Emilio Vera protagonizan esta comedia a caballo entre el absurdo y el realismo. (Viernes, 20:15 y 21:45 horas)
DESNUDAS: Música en directo, melodías y letras de canciones originales en un clima que invita a quitarse las lágrimas con sonrisas y limpiar la mirada hacia el futuro. Protagonizada por Begoña Mencía, Karmen Garay y Rosalinda Galán y dirigida por Alberto Velasco. (Sábados a las 20 y a las 21:30 horas y domingos a las 13 y a las 19 horas).
LA CABEZA DE BLANCHE: esta interpretación libre de Un Tranvía llamado deseo, nos propone una deconstrucción del mítico personaje de Blanche, una mujer obsesionada con el paso del tiempo. (Jueves a las 20.15 y 21.45 horas)

puertalado


¿Quién teme a Virginia Woolf? de Edward Albee. Dirección: Daniel Veronese. Teatro de La Latina

¿Quién teme a Virginia Woolf? de Edward Albee. Dirección: Daniel Veronese. Teatro de La Latina
Este texto es de una carpintería teatral perfecta, nada está de sobra, todas las piezas van encajando para hacer que la acción dramática crezca hasta el desolador final. También es un ejercicio perfecto para un buen director de escena y sobre todo de actores…En realidad da igual el aparato escénico que se articule, lo importante es tener cuatro intérpretes dispuestos a dejarse la piel en escena, en dos planos diferentes pero perfectamente conectados. Sin los dos personajes secundarios, el combate a fondo de la pareja protagonista no se podría realizar, son las cuerdas contra las que rebotan en ese ring personal imaginario, en ese juego cruel en el que están acostumbrados a vivir y sufrir día a día. Aquí el reparto es perfecto, Mireia Aixalà e Iván Benet son ese coro perplejo que sobrevuela alrededor de los protagonistas trágicos…Pere Arquillé y Carmen Machi hacen un despliegue interpretativo que no es habitual en la escena contemporánea, algo que el público agradece al final, aplaudiendo puesto en pie.
Adolfo Simón