Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Marisa Martins

Marisa Martins nos habla de su larga trayectoria en el mundo de la lírica

martins¿Cómo fueron tus inicios en el canto y el teatro operístico?…¿Realizaste otras facetas además de lo relacionado con la música?…
Desde pequeña me gustaba cantar. La profesora de música de mi escuela, que había sido soprano, intuyendo que tenía condiciones, se ofreció a darme algunas clases de técnica vocal cuando tenía unos 10 años de edad. También por aquella época cantaba en bodas en la iglesia y de ello provenían mis “pequeños ahorros” ya que en casa no teníamos semanada ni nada que se le pareciera.
Pero el canto era simplemente un hobby porque yo pensaba que era un mundo inalcanzable. Hasta que a los 17 o 18 años tomé clases con un tenor del Teatro Colón de Buenos Aires y de pronto vi que el mundo de la música y el teatro era accesible para gente “normal” como yo. Fue entonces cuando dirigí todos mis esfuerzos hacia él.
Mientras estudiaba, antes de poder comenzar a ganarme la vida (primero como cantante de coro y luego como solista), trabajé como vendedora en una casa de electrodomésticos, también como secretaria de un estudio contable, y en varias oportunidades vendiendo enciclopedias en escuelas (mejor dicho intentándolo, porque si mal no recuerdo no vendí ni una!!!! Definitivamente no era lo mío…)
Al entrar con una beca en el Coro de Cámara del Palau de la Música de Barcelona comencé a ser cantante profesional. Allí tuve oportunidad de hacer mis primeros “solos” y luego toda mi carrera se fue desarrollando casi sin darme cuenta.

martins-1

¿Qué es el teatro para ti?…¿Por qué haces teatro?…
Es mi sueño de vida; es un cuento de princesas hecho realidad.

¿Qué balance harías sobre tu larga trayectoria?…
Un balance más que positivo! Vivir haciendo aquello que deseas es un verdadero lujo. Quejarme de lo que no he logrado sería ingratitud, aunque en estos tiempos que corren, algunas veces haya más temores e incertezas que gozo.

martins-2

¿Qué diferencia hay para ti del teatro musical y operístico que se hacía en tus principios al que se hace hoy en día?…
La verdad es que no encuentro gran diferencia, sólo que todo se hace en tiempos más comprimidos, con un poco más de prisa para reducir costos.

¿Qué función crees que ha de tener el teatro para la sociedad de hoy?…
Para mí no es una sino muchas las funciones las del teatro: entretener, emocionar, abrir los corazones y las mentes, hacer reflexionar, mantener vivo el arte, sensibilizar…

martins-3

¿En qué proyectos has participado durante el último año?…Háblanos de ellos…
Pues este último año he hecho como de costumbre un poco de todo: óperas, recitales oratorios, grabaciones.
De entre los recitales, destaco un programa sobre la relación Catalunya-América, con compositores como Granados, Mompou, Montsalvatge, Ginastera, Jaime León y Piazzola, que con el pianista Mac McClure llevamos a puntos tan distantes como Texas y Sitges.
También me hizo mucha ilusión estrenar obras de Miquel Ortega y Ernest Borràs, esta última con un combinación curiosa de contrabajo y voz!
Estos conciertos nos sirvieron para preparar una grabación, que espero salga pronto, de las Tonadillas de Granados.
El género del oratorio me dio la posibilidad de celebrar el centenario del nacimiento del gran escritor catalán Salvador Espriu, con un “Requiem a la memoria de Salvador Espriu” de Xavier Benguerel. Intenso, dramático.
La ópera me llevó 2 veces al Teatro Liceu de Barcelona. Una con “Il turco in Italia” de Rossini donde la puesta en escena de Christof Loy resaltaba en todo momento la genialidad de Rossini en la ópera cómica. La otra fue la “Cendrillon” (Cenicienta) de Massenet, que llegó por Navidades para llenarlas de magia con un puesta en escena de Laurent Pelly que nos hizo interpretarla como si fuéramos personajes de dibujos animados.
Y después de todo esto desembarqué aquí con “Viva Madrid”…

martins-4

¿Cómo surgió tu participación en Viva Madrid?…Háblanos de tu trabajo en él.
Con anterioridad había recibido propuestas para cantar en los Teatros del Canal, pero que por una cosa u otra no pudieron ser.
Esta vez, me pidieron que audicionara para cubrir uno de los dos papeles femeninos.
Así lo hice y parece que les gustó porque ahora estoy aquí 

vivamarisa-1

¿Cómo ha sido el trabajo con el director?…¿Y con el resto del equipo?…
Yo no tengo mucha experiencia en el mundo de la Zarzuela, no porque no me guste sino porque simplemente se han dado pocas oportunidades. Por esto, ante un espectáculo de este género, me pongo totalmente en manos de los directores, tanto musicales como escénicos. En el caso de “Viva Madrid” no hay duda alguna de que quienes nos dirigen son verdaderos conocedores de la zarzuela. Esto me da mucha confianza y a la vez es una gran oportunidad para aprender.
El resto del equipo, todos de gran calidad artística y humana… un verdadero placer.

martins-6

¿Qué proyectos tienes entre manos?…
Lo más inmediato es el 9 de abril, aquí en Madrid. Es un recital de canto y piano en la Fundación Juan March, sobre “El universo musical de a la generación del 14” (Debussy, Ravel, Falla, Mompou, Toldrà, Esplá y Turina). ¡Os espero!
Más adelante “cruzaré el charco” para dar unas clases magistrales en la Universidad de Bogotá y varios recitales.
Un oratorio no puede faltar, esta vez será el Réquiem de Mozart con la Orquesta Sinfónica de Castilla y León.
De ópera… volverá a tocar Rossini en el Liceu de Barcelona. Esta vez interpretaré la Berta en el Barbero de Sevilla, con puesta en escena de Joan Font. Pero esto ya pertenece a inicios de la temporada que viene.
Grabaciones…. Uy… tenemos una pila de proyectos con Mac McClure que iremos colocando en nuestro “tiempo libre” así que no puedo concretar.

martins-7

¿Cómo crees que están afectando los recortes y el aumento del I.V.A. a los proyectos de teatro?…
No soy ni economista ni política pero desde luego no le están haciendo ningún bien.

¿Qué montaje que hayas visto últimamente, te ha interesado?¿Por qué?…
Hace unos años fui a ver “La hipoteca” en Microteatro por dinero. Fue un experiencia conmovedora hasta la médula, y el fin de semana pasado decidí volver a aquel sitio tan especial para llevar a mi niña de tres años a ver “Guardianas del Tesoro”. Lo que me interesa es la propuesta de Microteatro por dinero en sí misma. Es tan asequible como salir a dar un paseo y de pronto tener ganas de zambullirte en el teatro en estado puro, sin parafernalia, sin mucha planificación por parte del espectador. Lo que allí se produce es pura magia. Parte de tus sentidos perciben ecos y aplausos de otras salas, pero tú estás totalmente atrapado en aquel minúsculo espacio, donde el tiempo se detiene de tal manera que 15 minutos son capaces de eternizarse y darte la esencia de toda una obra de teatro. Respirando, sintiendo y viviendo el teatro en perfecta comunión con los actores. ¿Qué más se puede pedir?.

vivamarisa

¿Alguna sugerencia para seguir creando y haciendo teatro en tiempos de crisis?…
Creo que los tiros van justamente por lo que acabo de explicar. Así como una mujer no necesita maquillarse, cambiarse el color de pelo y vestirse de Armani para transmitir su verdadera belleza, el verdadero teatro necesita de muy poco para transmitir su arte. Yo concentraría los pocos recursos económicos en permitir a los artistas vivir para hacer teatro en lugar de malgastarlos en el “envoltorio”. Sobre todo hablo del mundo de la ópera que es el que mejor conozco.

martins-9

http://www.teatroscanal.com/espectaculo/viva-madrid-zarzuela/


VIVA MADRID en los Teatros del CANAL

La sala Roja de los teatros del Canal presenta estos días una magnífica antología de la zarzuela, La verbena de la Paloma, La chulapona, La Gran Vía, Luisa Fernanda, El último romántico, Don Manolito, La Calesera, El barberillo de Lavapiés, El tambor de granaderos, Los claveles, El año pasado por agua, María Manuela, La del manojo de rosas, Doña Mariquita de mi corazón y Doña Francisquita de los maestros Bretón, Moreno Torroba, Chapí, Chueca y Vives. Bajo la dirección musical de Manuel Coves y la dirección escénica de Jaume Martorell, perfectos los movimientos de tantos artistas en el escenario, una escenografía de Ricardo Sánchez Cuerda, moderna y con mil trucos para adaptarse a las distintas obras; una impecable iluminación de Juan Gómez Cornejo que envuelve los diferentes ambientes y un vestuario hermosísimo y variado de Pedro Moreno y Alejandro Andújar que nos mete en diferentes épocas, con cancanes y carambas y mantillas y todo lo que puedan imaginar. Para mover los corazones y hacernos sentir lo nuestro sin aspavientos, ni alaracas, la zarzuela es española y nos identifica y nos conmueve. Los cantantes magníficos, a destacar a una extraordinaria Marisa Martins, a quien he visto en óperas importantes y que no sólo canta como los ángeles sino que se comporta como una auténtica actriz y mantiene sus personajes vivos en escena. Maravillosa Anna Tobella y con toques de galán un impresionante César San Martin, el resto magníficos, el cuerpo de baile brillante y los coros de poner la piel de gallina. El público aplaudió a rabiar y el ánimo se llenó de optimismo y alegría que no viene nada mal en estos tiempos, No se la pierdan me lo agradecerán.
Ángel Savín

vivama