Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Conmemorando los 5 siglos de Santa Teresa

Una pulsión de tambor rojo sangre marca territorio alrededor del árbol que habita la Plaza de Felipe II en Madrid. Los redobles apuntalan los sonidos del entorno, que queda sumido en un atento y pesado silencio. Al tiempo que una masa negra avanza en procesión, una figura blanca emerge con esfuerzo de la misma. Liberada, es médium de la extasiada Santa Teresa de Bernini. Sitiada ahora por un negro muro de contención, exclama versos de la religiosa mientras lo recorre, logrando que algunas figuras negras dejen el luto y se sumen a su peregrinación.

Surge de nuevo la masa negra, pero esta vez abandona la plaza destilando una saeta. Junto con ella, una excitada piel de tambor agita el ambiente y lo dota de una densidad emocional más propia de Sevilla en Semana Santa que de Madrid en junio. ¿Acaso importa? El espacio-tiempo se agita y la marcada teatralidad de este tesoro barroco del s.XVII viaja por un agujero de gusano hasta el hoy, donde nos sigue impactando la luminosa misiticidad del “Éxtasis de Santa Teresa” a pesar de todo lo escrito, investigado, admirado y debatido sobre el tema desde entonces.

El mármol esculpido por Bernini emana una fuerza que simplemente es, independiente del tiempo y del espacio, y perpetua su influjo reverberando en puntos de apoyo a través de los siglos. En este caso, lo ha hallado en los alumnos de 1º de Interpretación de la madrileña escuela y sala de teatro Cuarta Pared, coordinados por Adolfo Simón.
Quique Rojasterry

terry1

terry2

terry3

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s