Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Festival IDEM

Hate Radio de Milo Rau en el Festival Idem de La Casa Encendida

Hate Radio de Milo Rau en el Festival Idem de La Casa Encendida ha supuesto una conmoción para todos los que han asistido a esta experiencia escénico-dramática. La radio es, sin duda, una experiencia artística al nivel de cualquier otra y tiene mucho más poder del que podemos imaginar. Esa posibilidad de entrar en nuestra casa y acompañarnos mientras transcurre el día, como un susurro al oído, como un amigo que nos va contando su visión de las cosas y el mundo, en situaciones habituales, no tiene por qué suponer ningún riesgo para el oyente, pero en algunas ocasiones, cuando el mensaje puede dirigir la conducta de quien lo oye, puede ser realmente catastrófico. En La Casa Encendida tuvimos la ocasión de revivir la experiencia de oír la retransmisión de un fatídico programa que potenció el horror en Ruanda y también conocimos el testimonio, en primera persona, de alguna de las víctimas. Un teatro documento necesario para que la memoria no pierda ni un momento para dar de nuevo resonancia a aquel horror y tratar así, de evitarlo de nuevo.
Adolfo Simónhate


«Rayahzone» de Ali Thabet y Hèdi Thabet en La Casa Encendida

Un espacio de paredes desnudas, en el que la coreografía nace de la interacción de tres cuerpos, cada uno movido por un impulso diferente. Se trata también de un encuentro con la música sufí, con cinco intérpretes tocando en directo. La música cumple un papel fundamental en la creación de esta pieza, siendo más que un mero acompañamiento de los pasos y los movimientos. Gracias a la interacción con los movimientos del cuerpo de los personajes, los cantos y voces dan a la pieza su necesidad más interna. Sinceramente, la inauguración de este año del Festival IDEM no podía haber sido más acertada; un montaje donde se integran cantantes, bailarines y personas con discapacidad para crear una poética especial, un universo al margen del que habitamos habitualmente. Un trabajo muy especial.
Adolfo Simón

idem14


De Japón y África

Este fin de semana hemos asistido a dos manifestaciones escénicas muy particulares. Ambas creadas con artistas de otras latitudes. Los amantes suicidas de Sonezaki llegó desde Japón al Teatro Español de Madrid. En ella pudimos descubrir la peculiaridad del universo nipón…Un mundo de estética exquisita donde las historias se cuentan no solo con palabras si no con un cúmulo de lenguajes escénicos que contienen el ritmo y emoción de aquel lejano y fascinante país. Y en La Casa Encendida se cerraba el Festival IDEM con Quijotadas, resultado de unos talleres realizados con actores africanos llegados a nuestro país en los últimos tiempos. La lectura del Quijote que hace este grupo de personas que viven en una situación terrible se construye contemporáneamente a partir de alguno de los capítulos de la obra de Cervantes, buscando una lectura humorística de ello; tal vez es la única posibilidad de hablar de lo que están viviendo los integrantes de esta creación y sin embargo, hay tres momentos de emoción que caló profundamente en nuestro corazón, dejándonos con ganas de más.
Adolfo Simón

suzuki

quijotadas


El primer baile del Teatro de los Sentidos en el IDEM de La Casa Encendida

De niños pasaba los veranos en la casa de mi abuela, en el pueblo…Después de comer, me tumbaba en la hamaca que había en el patio, bajo la higuera…mientras mi abuela preparaba la limonada con menta, tarareaba coplas…y al son de su suave voz me dormía…no sé si era en el sueño o en el duermevela… pero en mi cabeza anidaban los gritos de los niños jugando al balón al otro lado de la tapia, los pasos de las muchachas cuando iban camino de la Iglesia, la música de jazz que siempre ponía a esa hora la señora Herminia…A veces llovía suavemente y las gotas se colaban entre las hojas de la higuera, acariciando mi frente…y de golpe…me sentía bailando entre los pájaros que revoloteaban por las nubes…
La memoria es un espacio donde se guardan los recuerdos que fueron y los que deseamos…Y al oler un limón o una ramita de menta, se activan y vuelven a merodear por nuestra cabeza…
El Teatro de los Sentidos ha mostrado en Madrid la experiencia creada durante un taller impartido en La Casa Encendida, dentro del Festival IDEM…No sé si lo que se ha despertado en mi imaginación con ese viaje fue algo que ocurrió en mi infancia o he construido un recuerdo de lo que me hubiera gustado vivir…Lo que sé es que he vuelto a casa tarareando una suave canción, feliz.
Adolfo Simón

luna


Paz Santa Cecilia nos habla del Festival IDEM que dirige en La Casa Encendida

paz¿Cómo surge tu incorporación al IDEM? ¿Qué te ha motivado a dirigirlo?…
La Casa Encendida, después de 10 años de experiencia programando y organizando el Ciclo de Artes Escénicas y Discapacidad, decide reformular el proyecto y una de las novedades que incorporan es alguien externo para dirigirlo.
Por otro lado, llevamos años colaborando juntos en la organización de las Jornadas de Inclusión Social, lo que me ha motivado fue poder llevar a cabo un proyecto que me permitiera aunar la experiencia y la información adquirida en la Jornadas con la que vengo desarrollando en la dirección de festivales de artes escénicas en los últimos años.

foto: Álvaro García

¿Qué cambios hay con respecto al anterior festival?…
Los dos cambios más significativos son, en primer lugar, que se le da entidad de festival internacional y estrena nombre, IDEM, ya que hasta ahora se había concebido como un ciclo. En segundo lugar, su ámbito de acción y programación se expande a la inclusión social; el foco ya no está solo en la diversidad funcional, ahora amplía su contenido diversificando la mirada sobre la exclusión desde varias disciplinas y velando por un alto nivel profesional.

PAZ-1

Háblanos de la programación y las razones de la selección de propuestas…
Una vez que el ámbito y los objetivos están claros, me planteo la programación como lo hago normalmente: trato siempre de mantener un equilibrio en todos sus niveles, disciplinar, generacional, de territorio…para mostrar un panorama amplio. Y, a partir de ahí, los criterios de selección ya son más variados.
Por ejemplo, este año hemos inaugurado en la plaza de Lavapiés con Bill Shannon, un skater y bailarían neoyorkino, se ha presentado , L´Oiseau-Mouchela, la compañía más prestigiosa de Francia en el ámbito de la inclusión social o la compañía Teatro de los Sentidos, que estrena un nuevo trabajo de teatro sensorial. También hemos visto una película rodada íntegramente en la cárcel, un concierto… todos son trabajos muy distintos de aproximación al espíritu del IDEM.

PAZ-2

¿Habéis hecho alguna estrategia para acercar público al IDEM?…
El IDEM no parte de cero. Durante estos diez años el Ciclo de Artes Escénicas y Discapacidad ha generado un público, gran parte del cual es el habitual de LCE. A éste se suman un gran número de asociaciones, profesionales de todo tipo relacionadas con este ámbito, amigos y familiares de artistas…Estos años también han servido de motor para profesionalizar el sector, lo que ha convertido al festival en una referencia nacional e internacional.

¿Qué función crees que ha de tener hoy el teatro en la sociedad en que vivimos?…
La misma que ha tenido siempre, no solo el teatro, las artes en general: la de ayudarnos a mirar, a sentir y a conectar con lo que somos.

PAZ-4

¿Ha afectado mucho la subida del I.V.A. y los recortes al teatro para la edición del este año?…
¡Claro que ha afectado! El festival tiene el mismo presupuesto que hace tres años así que, en realidad, tenemos un 21% menos que en 2011, lo que es casi la cuarta parte. De modo que, tratándose de un festival internacional y con tantas disciplinas, es complicado ofrecer un amplio reflejo de lo que se está haciendo en este ámbito.

Fuera del Festival…¿Qué obra de teatro, danza o performance has visto últimamente?¿Qué te pareció?…
He visto en agosto, en la Bienal de Venecia, una pequeña pieza de Romeo Castellucci creada partir de un taller de una semana con 20 actores. Fue en una de las naves del Arsenale. Al principio, con todo el público sentado por el suelo, lo primero que veías era una actriz colgada de un solo dedo de una de las vigas, como a ocho metros de altura, y luchando por no caerse… De pronto aparecía un perro negro enorme, muy tranquilo, y se paseaba entre nosotros maullando como un gato. Era un trabajo sobre los sueños, duro y a la vez muy delicado. Un trabajo fantástico con actores y espectadores mezclados, unas imágenes potentísimas de esas que se te quedan en la cabeza mucho tiempo…

PAZ-5

¿Alguna idea para seguir creando en tiempos de crisis?…
Lo importante es que no haya crisis de ideas. Por eso es fundamental, siempre que esté a nuestro alcance, seguir viendo lo hacen otros, seguir nutriéndonos…de ahí surgen las ideas, los proyectos y las vías para llevarlos a cabo.

PAZ-6