Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “María Hervás

Pingüinas de Fernando Arrabal en el Matadero de Madrid

Estoy convencido que, Fernando Arrabal, al saber que sus Pingüinas se estrenaría en un antiguo matadero, se relamería de placer. Creo que uno de los grandes aciertos de esta producción es la elección de ese espacio, un lugar crepuscular donde la muerte y el silencio han habitado siempre por igual. Intento imaginar el momento de la escritura de esta pieza y visualizo la mente de Arrabal girando frenéticamente como los derviches, como la centrifugadora de una lavadora…y así, mezclando el pasado, el presente y el futuro…llena las páginas escénicas de frases con las que expresa lo que realmente ocurrió en la mente de Cervantes cuando imaginó su obra y las circunstancias en las que la escribió. Y así, como de una transfusión apocalíptica, el cerebro del autor del Quijote recorre las venas plumíferas del tiempo para ser engullido por la masa encefalográfica de Arrabal…Y ahí aparece también lo que rodea al autor de Pingüinas…este mundo frenético de hoy, dominado por las nuevas tecnologías donde el sexo es Dios…y el mundo ha perdido el sentido de la trascendencia…Y llena la boca y los cuerpos de las pingüinas de palabras soeces y luminosas. Las diez intérpretes y en especial las protagonistas: Ana Torrente, Marta Poveda y María Hervas, llenan el espacio con un trabajo intenso y desbordante; sigo pensando que no hay nada como las actrices españolas, cuando encuentran el vehículo y aquí están las motos-jinete, se convierten en seres de otra dimensión. Y conectando todo, sobre ese eje mecánico, columna vertebral del espacio escénico, está Juan Carlos Pérez de la Fuente que, de nuevo, estalla las paredes del teatro para hacer un rito salvaje y futurista, llenando el aire de una enloquecida bacanal teatral.
Adolfo Simón

pingui

pingui2

pingui3


Encuentro con los creadores de Conversaciones con Alá

El pasado miércoles 11 tuvímos, en el Teatro Lara de Madrid, un encuentro con Arturo Turón director y adaptador de Conversaciones con Alá y con María Hervás, actriz que lleva a cabo el montaje. En este encuentro, pudímos conocer a fondo el proceso de creación y la experiencia de llevar a cabo un proyecto con un discurso tan potente para un público de hoy.
QRLA

ala

conversaciones con Ala


CONFESIONES A ALÁ

CONFESIONES A ALÁ

El talento de María Hervás y de Saphia Azzeddine me han hecho entrega de aquello que más valoro: la necesidad de hacerme preguntas, y lo que es más inusual, me han dado algunas respuestas. Y me he preguntado quién era para mí la protagonista de esta magnífica y profunda pieza teatral: Jbara Ait Goumbra: una buscadora de la verdad. Responsable única de su propia vida. Dueña exclusiva de sus pensamientos y sentimientos, así como de sus hechos. Valiosa por quien es. Nadie pertenece a Jbara y no es propiedad de nadie. Tiene hambre de pan y letras, el frío en los huesos y un dolor profundo emana de cada una de las heridas de su herida alma, pero… ¡bebe ríos de dignidad! Es la respuesta en escena a las grandes cuestiones de la vida: ¿Quién soy? ¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es mi camino?

Jbara es la belleza.
La alegría y el gozo.
La pureza, la valentía y la fuerza.
La parte y el todo.
El amor y la verdad.
Jbara desnuda su alma ante Alá, su fiel y eterno compañero.
Jbara es su abusador, su torturador y su sanación.
La alegría y la tristeza
La miseria y la riqueza.
La fortaleza de cada amanecer y la oscuridad de cada anochecer.
Está en cada abuso, en cada golpe, en cada humillación,
en cada pensamiento y en cada acción.
Es la muerte y la vida.
La crueldad y la compasión.
Ella sola puede salvarse de este infierno.
Y en cada paso, en cada caída… solo él: Alá.
No es lo suficientemente mala para ser juzgada,
Nadie es lo suficientemente bueno como para juzgarla.
A los ojos de Alá Jbara ES quien realmente ES,
lo que ha decidido ser y lo que SERÁ por decisión propia.
Sabe que está aquí para ser feliz, ese es su camino.
Alá está en su corazón.

JBARA ES ALÁ

Paloma Martín

ala


Conversaciones con Alá en el Off del Teatro Lara de Madrid

Jbara tan solo tiene 16 años, es muy joven y vive en las montañas del Magreb con sus padres, sus cinco hermanos y su rebaño en un entorno de gran miseria. La pequeña pastora es, además, reducida a la condición de criada por un padre ignorante…Este es el punto de partida de una historia que podrías haberse quedado en un hermoso y crudo cuento y sin embargo, gracias a la magia de una actriz en estado de gracia: María Hervás…Se convierte en teatro puro, en retazos de vida desperdigados por la escena. Vivimos unos tiempos en los que es complicado hablar de según qué personajes o figuras, pero aquí lo importante es qué se cuenta y no donde está ubicada la trama aunque sea importante para los acontecimientos que ocurren. A veces oigo hablar de física cuántica y pienso…¿Por qué no pensamos más en los mundos paralelos que de verdad están ocurriendo al tiempo en este planeta que habitamos?. Si quieren vivir una experiencia profunda más que ver una obra, no se pierdan este trabajo honesto y emocionante.
Adolfo Simón

confesiones


Álvaro Morte nos habla de los proyectos con 300 Pistolas

morte¿Cómo surge el proyecto sobre Mihura que presentáis en Nave 73?…¿Cuál es tu versión?…
Yo siempre le tuve muchas gana a Mihura, uno de nuestros más grandes dramaturgos, dos veces premio nacional de teatro… Y me puse a investigar en sus obras para ver cual montábamos con 300 Pistolas. Me resultaba muy interesante que en Tres Sombreros de Copa, Mihura alojara en el mismo hotel al protagonista y a una compañía de music hall. Me parecía que Mihura jugaba en cierto sentido a hacer teatro dentro del teatro y eso entroncaba con mi primer objetivo al emprender esta versión: hacerle un homenaje al autor y a tres de sus grandes pasiones, el teatro, el cine y el mundo de los actores. A partir de ahí, la inspiración vino directamente a través de los grandes cómicos del primer tercio del s. XX, los cómicos que pudieron haberle gustado a Mihura.

¿Hubo ocasión, durante el proceso, para que los actores aportasen ideas en la dramaturgia y la puesta en escena?…
¡Por supuesto! Sería absurdo no escuchar sus aportaciones, opiniones… ¡Son buenísimos y sería muy poco inteligente por mi parte no aprovecharles!. Tengo la suerte de contar con un equipo fantástico. Además se tiran a la piscina sin salvavidas cuando les propongo un camino a seguir. Es muy fácil trabajar con ellos. Saben que tienen la libertad de proponer en todo momento y siempre lo hacen a favor del espectáculo. Un lujo, vaya.

morte-1

¿Hay algún referente técnico o estético del que has partido para esta puesta en escena?… Háblanos de ello…
Como comentaba, la inspiración de la versión fue apoyada en los grandes cómicos de principios del s. XX. A nivel estético y de puesta en escena hemos querido también respetar esa época: el cabaret, el teatro de variedades, incluso los freak shows, y todo ello apoyado en la loca forma de hacer de los Hermanos Marx, en la comicidad del hieratismo de Buster Keaton, en la precisión de los movimientos de Chaplin… Ha sido muy gratificante estudiar tan a fondo a todos ellos y trabajar en su línea. ¡Te reafirmas en que siguen siendo unos artistas enormes!. Por otro lado, el trabajo con Blanca Clemente, la responsable de vestuario y escenografía ha sido también estupendo. Desde un primer momento estábamos muy de acuerdo en cuanto a la estética, los colores, los homenajes a todos aquellos personajes… Fredeswinda Gijón, encargada de las coreografías ha sido otro gran descubrimiento.

morte-2

¿Cómo ha sido el proceso de creación?…¿Qué has querido contar desde la dirección?…
A mí me gusta embarcarme muy a fondo en la investigación del autor y su obra. Me gusta imaginar qué se le pudo pasar por la cabeza cuando escribió el texto y cómo le hubiera gustado que se representara. A raíz de ahí, empiezo a trabajar con los actores sin dejar de investigar, de probar. Hay un día en que de repente todo se clarifica y ves el camino por el que quieres continuar. Ese día fue el que descubrí que a Mihura no sólo le encantaban los Hermanos Marx, sino que llegó a dirigir el doblaje de Una Noche en la Ópera. Todo parecía cuadrar. A partir de ese momento, lo que me interesó contar es que Mihura está absolutamente conectado con aquellos grandes cómicos, que su texto sigue estando vigente y que os otro grande, como lo fueron Groucho o Chaplin. En definitiva, hemos querido hacerle un humilde homenaje al autor.

morte-3

¿Qué balances haces de tus últimos trabajos en teatro?…
Estoy muy contento con los montajes de 300 Pistolas, El Perro del Hortelano y ahora Tres Sombreros de Copa. La compañía surgió como una necesidad de experimentación, de creación sin ataduras y, sobretodo, de disfrute. El objetivo principal era (y sigue siendo) hacer las cosas como queríamos hacerlas y no como nos las impusieran, sin tener que rendir cuentas a nadie. Pero creo que cuando se trabaja de esa forma -a gusto, en definitiva- es cuando salen las cosas fluidas. Nuestro único objetivo era hacer una representación de El Perro del Hortelano (nuestro primer montaje) y de ahí a Almagro con una Mención Especial del Jurado, varios premios y nominaciones en el certamen de Garnacha, representaciones fuera de España… Ahora estrenamos Tres Sombreros de Copa y las críticas están siendo estupendas. Nos sentimos muy halagados y honrados.

morte-4

¿Qué espectáculo has visto últimamente?¿Qué te pareció?…
He visto varios, pero ha habido uno que me ha gustado especialmente, Confesiones a Alá…Un monólogo sobre la miserable vida de una chica del Atlas marroquí. Un montaje duro, pero necesario. Su protagonista, María Hervás está fantástica, se te mete dentro del pecho y te vapulea. Muy recomendable.

morte-5

¿Cómo crees que está afectando la subida del I.V.A. y los recortes a la escena?…
No es un mero recorte, es una destrucción en toda regla. Si hace unos años ya era una proeza vivir del teatro, hoy por hoy es un milagro. Gracias a la crisis que estamos sufriendo están surgiendo nuevos formatos, nuevas ideas y a nivel creativo estamos más activos que nunca. Pero no nos engañemos, no tenemos ni tendremos nunca una industria teatral si no hacemos nosotros mismos un esfuerzo (no hablo ya del gobierno, que lo doy como cosa perdida). No debemos aceptar según qué condiciones, es la única forma de respetar nuestra profesión y luchar por ella. Aunque también entiendo que es difícil lo que pido. Creo que todo se enmendaría en cuanto se asumiera por parte de todos que la cultura no debería ser algo optativo, selectivo o elitista de lo que puedan disfrutar sólo unos pocos; debería ser considerada como un bien necesario y universal… ¿De verdad es tan difícil lo que pido?

morte-5b

¿Proyectos?…
Acabamos de estrenar Tres Sombreros de Copa, pero ya le estoy dando vueltas al siguiente proyecto en el que nos embarcaremos los pistoleros. Se trata de otro clásico, uno al que le tengo muchas ganas. Pero de momento sólo os puedo confirmar que prometemos dejarnos la piel una vez más.

morte-5b1

Alguna sugerencia para seguir creando en tiempos de crisis…
Trabajo, trabajo y trabajo. Confío mucho en él. Esperar junto al teléfono a que nos llamen no es una opción que vaya conmigo. Y si no te dan trabajo, invéntatelo. Es muy difícil enfrentarse a un casting, por ejemplo, si no se está entrenado. Del mismo modo pasa si tienes que crear un personaje. Debemos estar activos y frescos. Estar al tanto de lo que se mueve culturalmente y no sólo en España, hoy por hoy, disponiendo de internet, tenemos una estupenda ventana al mundo; no hace falta viajar a Estocolmo para saber cuales son las últimas tendencias culturales en Suecia. Animo a todos a que hagan, a que inventen, creen, trabajen, en definitiva. Al final, confío en que da resultado.

morte-7