Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Teatro Marquina

Encuentros y desencuentos de perdedores en la cartelera

No siempre las obras están llenas de héroes que triunfan y resuelven sus problemas en la vida, a veces, por suerte, en la cartelera aparecen «perdedores» que nos sirven de espejo para entender mejor el comportamiento humano. La muerte de una madre siempre puede ser una excusa para intentar poner orden en ese baúl sin fondo que es la memoria y los recuerdos. En «Siempre me resistí a que terminara el verano de Lautaro Perotti en el Teatro Marquina, el entierro de la madre de uno de los protagonistas provoca el reencuentro de unos personajes que tuvieron una intensa relación en la infancia. El tiempo ha pasado y ya nada es como fue, ni los lugares, ni las personas y menos las relaciones, a menudo nos empeñamos en recuperar el tiempo perdido y es imposible. La puesta en escena habría requerido de un espacio más íntimo donde pudiéramos recibir de cerca la respiración de los personajes. En Losers de Marta Buchaca en el Teatro Bellas Artes, la protagonista, una deliciosa María Pujalte, trata de dar de baja el móvil de su madre que murió hace cinco años. Las peripecias para conseguirlo harán que ella y un hombre sencillo que la atiende en la tienda de telefonía descubran que, siendo muy distintos, tienen más puntos en común que el resto de los mortales. Una comedia romántica resuelta de manera sencilla escénicamente que hizo sonreir y reir un muchos momentos al público asistente.
Adolfo Simónloser

loser1


El largo viaje del día hacia la noche de Eugene O´Neill en el Teatro Marquina

Eugene O´Neill es el padre del teatro moderno norteamericano, sus piezas marcaron un antes y un después en la literatura dramática de aquel país. Sus textos, muchas veces inspirados de forma directa en su vida, creaban el efecto de una radiografía terrible sobre eso que se ha llamado: El sueño americano; mostrando su declive y su sin sentido. En El largo viaje…el autor se instala en el mundo de la familia, para mirar con microscopio los demonios y trampas que mueven el motor de este ente social. O´Neill crea unos personajes de gran calado y los va mostrándonos poco a poco, a lo largo del viaje y del texto escrito, lentamente… Aquí, la obra ha sido adaptada y aligerada, tal vez para que sea más del gusto del público de hoy, pero hay un vacio entre el primer acto y el segundo que genera cierto extrañamiento en el desarrollo de la trama. Los personajes son atemporales aunque aquí se ha optado por mostrarlos en la época en que fueron escritos, de este modo, aparece una distancia entre esos seres perdidos en la niebla con los que es difícil identificarse; solo en algunos pasajes del segundo acto, Juan Díaz y Vicky Peña rompen el corsé emocional para mostrar el mundo sin luz donde habitan. La puesta en escena tiene unos tintes mágicos que no terminan de mostrar la poética fantasmal donde se quiere instalar esta historia de seres que transitan por un mundo hostil en el que el rumor del mar se cuela en la casa de esta familia americana, como el latido de una muerte anunciada.
Adolfo Simón

largo


Gabriel Olivares nos habla de sus últimos trabajos para la escena

gabrielolivares¿Cómo surge el proyecto de LA CAJA?…
Es un texto del autor francés Clément Michel, al que tuve la suerte de conocer hace un año en París. Tuvimos mucha sintonía y me dio a leer alguno de sus textos. En cuanto leí La Caja supe que quería montarla en España.

¿De qué va la obra?…
Es la historia de una mudanza. Escrita con la estructura de un vodevil clásico.

¿Hubo ocasión, durante el proceso, para que los actores aportasen ideas en la dramaturgia y la puesta en escena?…
Mi manera de trabajar es una invitación a los actores para que participen en todo el proceso de creación.

¿Hay algún referente técnico o estético del que has partido para esta puesta en escena?…
Háblanos de ello… La compañía del TeatroLab basa su trabajo en el entrenamient o con Viewpoints y con el método Suzuki.

¿Cómo ha sido el proceso de creación?…¿Qué has querido contar desde la dirección?…
He intentado buscar el equilibrio entre servir la comedia para el gran público pero sin perder de vista una gran exigencia formal, tanto en el movimiento en escena como en la composición de los personajes.

¿Qué balances haces de tus últimos trabajos como director?…
Sigo aprendiendo con cada nueva función.

gabrielolivares-1

¿Qué espectáculo has visto últimamente?¿Qué te pareció?…
Circa de un grupo australiano en el Price y me encantó.

¿Crees que afectará mucho la subida del I.V.A. y los recortes a la escena?…
Está ya afectando.

¿Proyectos?…
En junio estreno en el teatro Maravillas «Una Semana nada más» con María Castro y Antonio Hortelano. El autor es Clément Michel el mismo que el de La Caja. En septiembre se estrena en el Teatro Marquina «Una Boda Feliz» con Antonio Garrido y Agustín Jiménez. Este verano también empezaré con la creación de un nuevo espectáculo en el TeatroLab y sólo puedo adelantar que no será una comedia.

Alguna sugerencia para seguir creando en tiempos de crisis… Trabajo e imaginación.

gabrielolivares-3


«Hombres de 40” en el Teatro Marquina

«Hombres de 40” es una comedia nacida del corazón con la vista puesta en la sonrisa y en la risa más descarada del espectador… ¿Quién no se ha reído de sus propias neuras, de sus propios errores, de sus complejos y miedos, de sus fanfarronadas o de sus fobias? La risa es esencial para soportarnos a nosotros mismos. Desde esa sana risa está escrita “Hombres de 40”, con la intención de llenar de ilusión vital a los espectadores, de contagiar la risa a los que sientan curiosidad por saber cómo es la crisis de los 40… Porque la verdadera crisis es la de la vida, la crisis de quienes deben plantearse el tiempo de permanencia en la vida… Amor, humor, sexo, fortaleza, ternura, generosidad, todo ello se funde en un espectáculo que persigue la risa, la sonrisa y la reflexión. Eduardo Galán ha escrito una comedia amarga que nos entretiene al tiempo que nos hace pensar sobre nuestra responsabilidad con esta sociedad a la deriva. Mariano de Paco dirige con buen pulso y ritmo a los actores que se mueven como pez en el agua en un espacio que reproduce un antigüo gimnasio, metáfora de ese ring en el que vivimos en la actualidad. Todos los intérpretes dar veracidad a los personajes pero destaca un Santiago Nogués en estado de gracia.
Adolfo Simón

hombresde40


El crítico de Juan Mayorga en el Teatro Marquina

La memoria nos traiciona a veces, sobre todo si hemos construído la personalidad y los sueños sobre la información guardada en ese disco duro instalado en algún lugar de nuestro cerebro. Somos exclavos muchas veces de lo que imaginaron otros y de lo que esas visiones diseñaron nuestros anhelos futuros. Aquí estoy, escribiendo una crítica sobre El crítico…y además, breve, como el personaje defiende en algún momento. El montaje de este texto de Mayorga es un bello homenaje a ese teatro que siempre hemos defendido como un instrumento para sensibilizar y cultivar a la sociedad. Y está hecho con honestidad y profesionalidad… Los actores están espléndidos, la escenografía es una metáfora inquietante de la realidad que vivimos, trufada de ensoñación…Y la dirección mueve los signos con delicadeza…Y sinembargo, me hago una pregunta…¿Este profundo texto de Juan Mayorga va a tener la recepción apropiada en nuestra ciudad, teatro…público de hoy?.
Adolfo Simón

Elcrítico


Babel de Andrew Bovell en el Teatro Marquina – Dirección: Tamzin Townsend

Babel de Andrew Bovell en el Teatro Marquina – Dirección: Tamzin Townsend

Los seres humanos somos como muñecas rusas, dentro de nosotros hay otro y otro y otro…Y a veces, tenemos la sensación de haber vivido la misma situación con otra persona o un olor nos descubre un secreto…Babel tiene una estructura dramática fantástica y endiablada…es un juguete perfecto para que un buen reparto como es el de esta función…Aitana Sánchez Gijón, Pedro Casablanc, Jorge Bosch y Pilar Castro…se desdoblen y transformen en esas múltiples figuras que van surgiendo de la muñeca rusa…Los personajes son como rios que se van cruzando y transformando hasta desembocar en un mar de confusión emocional…Cuando salimos del teatro… la primera pregunta que me asalta es…¿Son un solo personaje?¿Son varias caras del mismo?¿Son muchos que se cruzan y confunden?…Y así nace…Babel, un lugar de incomunicación eterna…Relaciones personales que se dibujan y emborronan a cada palabra o gesto…Para terminar siendo más reales en lo imaginado. Tamzin Townsend realiza uno de sus trabajos de dirección más delicado y ajustado de los presentados en Madrid en los últimos tiempos.
Adolfo Simón