Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Naves del Español

“Eroski Paraíso” en las Naves del Español

Eroski Paraíso es la primera producción de Chévere tras recibir el Premio Nacional de Teatro. Estrenada en marzo de 2016 en Donosti/San Sebastián.

Chévere nos presenta una comedia documental que explora la memoria colectiva, la deriva vital y la transformación de las relaciones dentro de una pequeña comunidad, a partir de historias reales recogidas sobre la sala de fiestas O Paraíso, que funcionó en Muros, un pequeño pueblo de la costa gallega, entre 1972 y 1990, y que al cabo de los años fue convertida en un supermercado Eroski. Un hecho que, cambiando los nombres, se ha repetido en infinidad de lugares de toda España, donde los cines, las salas de fiesta y otros espacios de socialización se han ido transformando en espacios de consumo. Una metáfora viva de la transformación social ocurrida en los últimos 35 años en España.

La pieza sorprende desde su inicio por la naturalidad demostrada en la interpretación, con un comienzo difuso en el que van apareciendo los personajes dentro de un ficticio supermercado, que en realidad es un plató donde se rememorarán los recuerdos de los años 80 que tienen los padres de una directora novel: Alexandra. Los actores juegan constantemente con los apartes de una manera magistral. La reflexión que se produce sobre la búsqueda de la naturalidad a la hora de interpretar, de plasmar la realidad a través de actuaciones irreales, de conseguir que algo parezca verosímil aunque sea algo escrito en un guión, es uno de los puntos fuertes de esta pieza en la que se juega constantemente a la confusión entre lo ficticio y lo real y la mezcla de planos temporales.

 

Merece la pena visitar este supermercado y rememorar con los personajes tiempos que… seguramente no fueron tan felices como los recordamos ahora, pero que dejaron una huella en cada uno de nosotros.

Luis Mª García Grande.

eroski paraiso.jpg

 

 

 


¡Ay! de Eva Yerbabuena en las Naves del Español

Eva Yerbabuena da un nuevo salto vertiginoso de riesgo en su carrera, con este Ay!, sonido del quejío que transforma en grito de tragedia griega. Asistimos a un ritual realizado desde la contención y el gesto mínimo. No hay aspavientos ni desmesura, desde el principio en el que atraviesa la luz cenital como entrando en el círculo de lucha hasta el recorrido que realiza durante la obra, por la cotidianeidad deformada de los elementos habituales en el espacio vital de la gente…una silla, una mesa…Todo está medido y elaborado con precisión dramatúrgica. Y detrás, el coro duro de hombres que cantan y tocan para que ella luche con los fantasmas de la intolerancia y busque la salida del laberinto. Un trabajo honesto, esencial y de trazos puros. Una obra llena de emociones amordazadas. Un espectáculo que no se evaporará fácilmente de la memoria de los que lo vimos.
Adolfo Simón

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????


Los nadadores nocturnos de José Manuel Mora en las Naves del Español

Debajo del agua se puede ver y sentir el mundo de otro modo, es como volver al vientre materno para despegarse de esas capas de infelicidad y dolor que la vida va adhiriéndonos día a día. José Manuel Mora ha escrito un texto fragmentario que muestra el dolor asfixiantes que siente el ciudadano de a pie, una angustia vital que le empuja a refugiarse en un montón de escondites sin salida. Carlota Ferrer hace una lectura escénica de la obra ubicándola en un espacio de ensoñación acuática, la mezcla de ambos lenguajes consigue hallazgos muy interesantes, una pieza de danza-teatro en la que la palabra y el juego escénico se dan la mano de manera equilibrada e inquietante.
Adolfo Simón

nadadores


Continuidad de los parques de Jaime Pujol en las Naves del Español

Hay en las propuestas escénicas de Sergio Peris-Mencheta una musicalidad que da un ritmo particular a la obra, en este caso no solo está en los ecos sonoros que acompañan a la pieza si no en la manera de decir el texto, en el juego coreográfico que los actores articulan entre cada una de las escenas. Continuidad de los parques de Jaime Pujol nos sitúa en ese espacio real por el que todos hemos transitado alguna vez y que puede convertirse en un lugar mágico donde puede ocurrir cualquier cosa, lo impredecible se vuelve normal, incluso florecen rosas amarillas, que tanto gustaba a Gabo, en los bancos. Hay seis actores en escena que se transforman en un momento y pasan de mendigos a dioses…Todo para el placer del público que respondió con una gran ovación al final.
Adolfo Simón

continuidad


Los hijos se han dormido de Daniel Veronese en las Naves del Español-Matadero

Los hijos se han dormido de Daniel Veronese en las Naves del Español-Matadero
Esta versión escénica de Daniel Veronese de La Gaviota de Antón Chéjov podría no haber cambiado de nombre ya que es una de sus propuestas más fiel al texto original. La puesta en escena tiene el sello del director argentino, usando espacios recuperados de otras producciones o la reconstrucción de los lugares originales donde se estrenó con anterioridad. El espacio y el vestuario “casual” no es lo más destacable de esta producción , lo más sugerente es ver un reparto de primeros actores dispuestos a pasar por el filtro de Veronese… Quedándose expuestos al máximo, interpretativamente hablando. Un actor o actriz que quiera crecer en la escena ha de enfrentarse a todo tipo de planteamientos escénicos a la hora de construir personajes desde diferentes planteamientos. Los actores españoles que participan de las propuestas de Veronese no siempre consiguen evaporar la frontera entre la realidad y la ficción; hay algo del carácter latino inevitable en la presencia escénica de nuestros actores, algo que da una intensidad mayor a las emociones y gestos interpretativos.
Adolfo Simón