Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “concha velasco

“Olivia y Eugenio” en el Teatro Bellas Artes

Volver a ver a Concha Velasco sobre las tablas es todo un placer. No ha perdido ni un ápice de su vitalidad aunque haya pasado últimamente por los avatares que la vida nos pone por delante. Y de eso mismo trata esta obra. Parece hecha a propósito para la Velasco. Una mujer madura, con un hijo con síndrome de Down que se enfrenta a una de las mayores complicaciones de la vida… una enfermedad difícil que le pone un complicado reto a superar y que se enfrenta a una toma de decisiones vitales. Los grandes actores son así, arriesgados, y se toman las dos tazas de ese caldo que no quieren, y se meten en un personaje que les puede remover las tripas porque ya saben lo que es eso en la vida real, y se ponen de nuevo el mundo por montera tan ricamente y lo mismo les da afrontar un papel de heroína a lo Hécuba que una galerista como Olivia. Y aquí no solo es Concha quien tiene el reto de representar un papel que ya ha vivido en la vida real… también dos actores con síndrome de Down como Rodrigo Raimondi y Hugo Aritmendiz han tenido que superar muchas barreras y prejuicios por tener un cromosoma más…y han conseguido saltarlas todas y llegar a su meta.

Herbert Morote escribió una obra con un personaje con síndrome de Down y el quería que ese personaje lo interpretase alguien así. Un papel largo, que pone en escena por primera vez a estas personas durante toda la obra, nada de secundarios, protagonistas y con texto. El reto también era complicado pero José Carlos Plaza ha conseguido superarlo con creces. Todo muy cuidado y muy mimado, recosido con la aguja de Caprile y retocado con la escenografía de Franciscoo Leal supone una obra redonda en la que afloran sentimientos por los muchos temas que tocan y por la calidad del discurso escrito y oral.

Una obra que es una apuesta y una reflexión sobre muchos temas actuales y… una pequeña lección para aprender ternura, humor, nobleza y compromiso de incluso aquellos de los que creemos que no podemos aprender nada.

Luis Mª García Grande

Olivia y Eugenio


Hécuba de Euripides en el Teatro Español

Hay muchos personajes femeninos interesantes en la historia de la literatura dramática. Hay muchas madres conmovedoras por cómo viven su condición de generadoras de vida, la lista sería interminable. Pero pocos personajes femeninos hay como Hécuba, por eso es un gran clásico. Que una madre esté en el tiempo del otoño de su vida y con todo perdido y aún así, sea capaz de reaccionar como el animal protector que todos llevamos dentro, no es tan fácil de encontrar en las páginas escritas por los autores de teatro. Hécuba es un mito porque supone el abismo para un personaje al tener que decidir entre la vida y la muerte, entre el perdón o la venganza. Y como inmensa tragedia que es, contiene todos los elementos precisos para que el espectador esté pegado a su butaca durante toda la representación. La puesta en escena de José Carlos Plaza ayuda a que esa mítica historia se acerque a nuestro tiempo, algo que también consigue Juan Mayorga con su versión. El elenco es muy acertado y dentro de él, está la actriz que, a lo largo de su carrera ha transitado por todos los estilos de teatro y de todos ha salido airosa sin perder su personalidad, ella es: Doña Concha Velasco.
Adolfo Simón

hecuba_port_0


José Pedro Carrión nos habla sobre su larga trayectoria en el teatro.

carrión¿Cómo fueron tus inicios en el teatro?…¿Realizaste otras facetas además de la actuación?…
A los siete años las Variedades llegaron a mi pueblo, a los doce salí voluntario para payaso, a los diecisiete hacía teatro leído, luego, con veintiuno, entré en la Resad y allí conocí en vivo y en directo a D. Manuel Dicenta y a William Layton… Salí de estampida tras él hacia el Pequeño Teatro de Magallanes 1. Y en ese teatruco eche los dientes…

¿Qué es el teatro para ti?…¿Por qué haces teatro?…
Una vocación. Creo que de servicio a los otros. Y lo hago, porque soy obediente a la voz que suena dentro…

¿Tu labor en el teatro lo has compatibilizado con otros trabajos?…
Vendí libros, hice la mili, cobré autobuses y me hice animador cultural… Me gusta mucho trabajar la madera en mi casa y los focos en el escenario… También sería cocinero…

carrión-1

¿Qué balance harías sobre tu larga trayectoria?…
Espero que la trayectoria de privilegio que he vivido me sirva para seguir buscando el camino hacia un sueño reparador.

¿Qué diferencia hay para ti del teatro que se hacía en tus principios al que se hace hoy en día?…
Por aquellas circunstancias nefastas, el teatro estaba más cerca de la sociedad. Ahora, que vamos directos a peor, además está en un momento de desprestigio, de conformismo, de autocomplacencia, que hace que a la mayor parte de las personas le sea indiferente.

carrión-2b

¿Qué función crees que ha de tener el teatro para la sociedad de hoy?…
Cuando desarrollas el oficio de actor es cuando puedes darte cuenta del enorme capital humano que se pone en juego: el cuerpo, la respiración, la imaginación, la mente, el corazón, la voz, el silencio, la escucha del otro, las palabras escritas, que describen al hombre, la colaboración, la amistad, el coraje, la voluntad, la poesía… Y me extiendo con intención, aún habiendo más y más, porque es muy lamentable que en los teatros que se han hecho, o rehabilitado, los niños, los adolescentes, los mayores no lo practiquen. Y en su mayoría estén vacíos o infrautilizados. Quien en realidad hace el teatro son las personas que en el silencio y la oscuridad de la sala empiezan un sueño con nosotros, que cuando es buen teatro es transformador, también para el actor, y muy nutritivo para el espíritu y un gran antídoto contra la mediocridad.

carrión-3

¿En qué proyectos has participado durante el último año?…Háblanos de ellos…
Con Valery Tellechea. Además de hacer Júbilo, por ejemplo en el Corral de Almagro en Julio, hemos dado cuerpo a Marguerite Duras en La Douleur, con versión de Juan Caño y un equipazo de colaboradores, Mariano Díaz, Juan Gómez Cornejo, Elisa Sanz, Enrique Vara… Y he vuelto a trabajar con José Carlos Plaza, que me enseñó tanto sobre este oficio, y al lado de mi admirada ha Concha Velasco y con Juan Gea, con el que he compartido tantas noches en el escenario. Y soy un hombre contento, viendo que los parlamentos de Eurípides han provocado en las personas una unanimidad y un calor en el aplauso, que a mi parecer convertían Mérida en un autentico Parlamento. Quizá también era la expresión de su rabia… Seguimos la gira…

carrion-4

¿Qué proyectos tienes entre manos?…¿Cómo surgió “Júbilo Terminal”?…
Seguir con VIVERO, donde trabajo el arte de “largar”, que mis queridos mayores dominaban. Cerraron Garaje Lumière. Allí trabajábamos, y , al aniquilarlo injustamente, me han dado en el talón. Quiero soñar espectáculos ricos en imaginación, que quepan en una maleta. Así nació Júbilo… Por la inspiración de Joaquim Benite, un buen amigo y gran hombre del teatro Portugués.

¿Hay algún proyecto que nunca pudiste realizar y te gustaría?…
Después de veintiséis años anhelando hacer Cyrano, antes de conseguirlo, soy muy precavido. Pero Einstein me tienta cada día, viendo tanta estupidez entre los hombres.

carrion-5

¿Cómo crees que están afectando los recortes y el aumento del I.V.A. a los proyectos de teatro?…
Como a cualquier ciudadano los impuestos nos abrasan. En el teatro es una forma de Inquisición. ¡Todos a la hoguera! La diferencia es que ahora estamos considerados como “mamandurrios” según la propaganda que lanzan los malos farsantes en nuestra contra. Pero mi queja se dirige hacia mi propio colectivo, por no reaccionar ni ahora, ni cuando hemos sido beneficiados por lo Público, ignorando un problema común para nosotros y para la sociedad en general: la reclamación del Teatro en la Educación de nuestros jóvenes. Se acaba el público acostumbrado a acudir a las salas. Una butaca ha costado hace poco mucho más de lo que hemos acostumbrado a la gente a pagar por ella. Ahora les parece caro. Y sin ayudas sólo nos queda la Taquilla. Sin gente en las salas ese IVA es criminal. Pero confío en que toda esta provocación tendrá su reacción apropiada.

¿Qué montaje que hayas visto últimamente, te ha interesado?¿Por qué?…
A mi el teatro me gusta, hasta cuando es malo. Echo de menos no ir todos los días… Lo último fueron unos ingleses, que, siendo buenísimos, también tienen su techo creativo…

carrion-6

¿Alguna sugerencia para seguir creando y haciendo teatro en tiempos de crisis?…
Crisis es la forma del teatro, y su sentido más profundo, para mi. Por eso siempre está terminal sin llegar a morir. Si todo va bien, quieres dormir. Mientras haya sueños habrá teatro… Quiero despertar mi astucia, mi picardía, para encontrar la manera de interesar. Siempre nos queda la plaza pública… “La crisis trae progresos” “La creatividad nace de la angustia” “Sin crisis no hay desafíos, ni méritos…” “Callar en la crisis es fomentar el conformismo” “La verdadera crisis es la incompetencia…” EINSTEIN dixit. ¡Qué fuerte!.

carrion-7


El intérprete de Asier Etxeandia en el Teatro de La Latina

Por el Teatro de La Latina han pasado grandes intérpretes de teatro y musicales, una de las últimas, la gran Concha Velasco. Pero también se han paseado por sus tablas Celia Gámez y Lola Flores entre muchos… Asier es un animal escénico y tenía que llegar el momento en que se enfrentase a solas con el toro de los amigos invisibles, el público. El intérprete es un extraño cabaret rockero en el que Asier nos lleva de la mano hasta la intimidad del camerino para afeitarse el bigote mientras se pinta los ojos para poder ver más lejos. Allí nos contará un cuento pop de terror en el que un niño huye de la realidad cantando canciones contra la pared. La música que se cuela por las rendijas, desde rancheras a boleros y desde rock a música glam…iran conformando la banda sonora de la que se alimentará el alma solitaria de ese niño que transmuta bajo el influjo de la luna. Asier inicia el espectáculo con unos cánticos casi místicos y termina en una danza ritual y tribal. Por el camino se deja la garganta y el cuerpo en un paisaje donde los niños juegan a la ruleta rusa para sentirse amados.
Adolfo Simón

asier


Concha lo que quiere es BAILAR…

Concha Velasco, una actriz a la que nunca le han dado un “Goya” pero que ha trabajado más que todas las que tienen uno en su estantería, repasa toda su vida en un espectáculo que José Mª Pou y Juan Carlos Rubio le han confeccionado a su medida. Bien merecido lo tiene después de tantos años trabajando, de tantos años de sacrificio pero también de alegrías por los papeles que ha representado. Ella se lo sigue tomando con humor y con mucha vitalidad a sus recién cumplidos 73 años. El espectáculo es un “corta-pega” de varias de sus obras y monólogos sobre su vida que, a pesar de esto, ella representa con la frescura y ganas de la primera vez y con un poco de humor y sarcasmo aludiendo a todos sus éxitos y también “fracasos”; de estos últimos ha salido siempre airosa y “trabajando como una burra”.  Pero si algo tiene Concha es que no se ha achantado por nada, ha sabido plantarle cara a todo y hacer de su capa un sayo. Una mujer fuera de serie y todo terreno que todavía tiene mucho que decir y que contar a nosotros y a su nieto, con el que está viviendo nuevos sentimientos como abuela.

En su espectáculo reivindica a la mujer, no sólo a las que ha representado, que son muchas; no tiene vergüenza en confesarse católica, a su manera, pero católica; en reconocer sus errores; en hablar de sus amantes y nos confiesa que ella no quería ser actriz, quería bailar, que es para lo que desde pequeña en ese frío Valladolid se había formado…¡ojalá que siga bailando y que la veamos!

Luis Mª García.

yo-lo-que-quiero-es-bailar-de-concha-velasco-en-el-teatro-la-latina-246x206


Concha Velasco en…Yo lo que quiero es bailar

La primera vez que oí la palabra “Pentimento” fue en una hermosa película de los ochenta llamada “Julia”…allí ya se hacía referencia a esos trazos de los que se arrepiente el pintor cuando está creando su obra y que tapa con una nueva capa de pintura…Concha Velasco no se arrepiente de nada de lo que ha vivido…y hace muy bien…Cuando uno solo desea bailar y llega a convertirse en la chica de la cruz roja, la chica ye-ye, la que se despide en Tormento diciendo…puta! al ritmo de las ruedas de un tren que se marcha deslizándose por los raíles…o en Matahari, Carmen…sublime Santa Teresa…o aquella niña que deseaba ser artista o la hija que dice buenas noches al abrazo asfixiante de una madre…o esa mujer que desea bajarse en la próxima…y tantas, tantas…pues no puede más que estar orgullosa de haber sido nuestra amiga, hermana, amante, madre y abuela en esa maravillosa Rose…Y si este país no fuera tan cateto, Concha Velasco debería ser nombrada monumento a la memoria, constancia y talento…Yo solo quiero bailar es un boceto escénico de las memorias de Concha Velasco…Un viaje en el tiempo vital de este país que nunca valora lo suficiente a sus cómicos, esos que sonríen a pesar del frío y el hambre…Si Concha Velasco no existiese, habría que inventarla.
Adolfo Simónconcha


21 Premios de la Unión de Actores. Teatro Circo Price.

21 Premios de la Unión de Actores
Teatro Circo Price
Dirección: Yayo Cáceres-Ron Lalá

Una entrega de premios suele ser la ocasión para festejar buenos trabajos y una excusa para verse de nuevo tras giras y rodajes; los que tienen la suerte de hacerlos…Y también puede es un espacio donde se pueda reflexionar sobre la situación que vivimos actualmente en este país, en este mundo movido por extraños hilos. Este año, la 21 Gala de Premios de la Unión de Actores ha sido austera, tenía más importancia la posibilidad de encontrarse para gritar… Tenemos que seguir unidos!!!…que el glamour y la purpurina.
Ha sido una noche emocionante porque se han premiado trabajos o tareas comprometidas y porque, casi siempre se compartió el premio con los que no suelen tener la suerte de trabajar o ser reconocidos. También hubo momentos para dar lugar a la posibilidad de soñar, de creer en un mundo mejor, por el que hemos de luchar…Y sobre todo, para seguir creando, porque la cultura, como dijo uno de los premiados…Es como la humedad, aunque le pongas cemento encima, el agua no se detiene, seguirá su curso para convertirse en ríos o lagos….

ADOLFO SIMÓN