Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Montgomery Clift

Encuentro con el equipo artístico de «Cliff» en Cuarta Pared

El pasado viernes 29 de enero tuvo lugar un encuentro con parte del equipo de Cliff (acantilado), obra de Alberto Conejero presentada en Nave 73. En dicho encuentro, coordinado por Adolfo Simón, un grupo de alumnos de la escuela Cuarta Pared pudieron charlar con el escritor de la pieza Alberto Conejero, sobre el proceso de creación del texto, el porque de este, pudieron también charlar sobre los procesos de ensayos, y como es crear un texto como el de esta obra, un monologo, en el que tuvieron que adaptarse primero a un espacio reducido como es La pensión de las pulgas, donde tuvieron todo un verano para ensayar y crear en sus distintos espacio la función, para luego montar la obra en Nave 73, un espacio diáfano y mucho mas grande.
El autor también habló de su conexión personal con la vida de Montgomery Clift (salvando las distancias) y de como empezar a escribir le ayudo a ver de otra manera sus propios fantasmas.
El director Alberto Velasco por desgracia no pudo acudir al encuentro, pero si su ayudante Pablo Martinez, que junto con el actor que da vida a Monty, Carlos Lorenzo, comentaron como fueron los procesos de ensayo, todos juntos y proponiendo diferentes planteamientos escénicos, ideas y demás para la creación del proyecto.
QRLACLIFF


«Cliff (Acantilado)» de Alberto Conejero en Nave 73

La vida nos coloca al borde del precipicio en numerosas ocasiones y,… ya puedes tener una de las caras más bonitas de Hollywood que nadie te va a librar de pasar la prueba. Montgomery Clift bebió los placeres de la fama y acabó bebiendo demasiado alcohol y eso le pasó factura. La obra refleja la decadencia del actor, debida al alcoholismo y a una homosexualidad que debía esconder, de una manera biográfica y también poética.

Alejandro Tantanian dio la oportunidad a Alberto Conejero de llevar este texto a escena y ahora es Alberto Velasco el que se atreve con una historia tan dura y real como la vida y que se repone en Nave73. Y, claro, no es casualidad que este año le hayan llovido los premios al autor como el Ceres 2015 o el de la Asociación de Autores de Teatro por «Todas las noches de un día» y que podamos disfrutar también de «La Piedra Oscura» en el CDN, porque Conejero ya estaba despuntando con este texto inmenso y conmovedor hace unos años.

Carlos Lorenzo se ha metido en la piel y el alma de Clift para desgranar con buena fortuna un recorrido hacia la muerte tensando cada hilo del hecho interpretativo. La dramaturgia sitúa al actor en los entresijos del alma de otro actor que tuvo que luchar contra su propia máscara y defender que una cara desfigurada puede tener la misma dignidad a la hora de crear una buena interpretación. Ésta es la lucha diaria de cada actor: dar relevancia, calidad y dignidad su
interpretación a pesar de su físico. Una lucha reflejada a través de un intenso monólogo que nos hace empatizar con el alma de cada intérprete y emocionarnos con una vida marcada por las apariencias y por esas máscaras que debemos construir y manejar de la manera más adecuada.

Luis Mª García.cliff-cartelweb-595x675


Alberto Conejero: Cada texto teatral es una semilla de mil árboles distintos.

conejero¿Cómo surge el proyecto de Cliff?…
El proyecto de Cliff / Acantilado surge gracias a la iniciativa y pasión desbordante de Alberto Velasco. El texto había sido estrenado en Buenos Aires un par de años antes y casi estaba resignado a que no ocurriese lo mismo en España. Pero Velasco lo leyó y perseveró para hacerlo posible. Finalmente me sumé a la dirección y pudimos contar con Carlos Lorenzo, el actor para el que había sido escrito. Imagino que en como casi todo lo excepcional, un cúmulo de anhelos y de voluntad por hacerlos posibles. Posteriormente se sumó Pablo Martínez a la ayudantía de dirección y técnica, otra pieza fundamental del montaje. Hemos contado además con colaboradores excepcionales como el músico Mariano Marín y el creador audiovisual Adrià Ghuiralt.

conejero1

¿Hiciste algún tipo de búsqueda o documentación sobre el tema antes de empezar a escribir?…
El texto no es un biodrama sobre Montgomery Clift aunque esté irremediablemente ligado a su biografía. Leí todo lo que pude sobre Montgomery Clift, volví a ver toda su filmografía, e iba apuntando todo aquello que coincidía con la obra que empezaba a intuir, que se sumaba en ese otro Clift que yo necesitaba contar. De ahí que desde el título el texto busque señalar esta ficcionalización de la persona real. En este sentido, el texto es mucho más deudor de La gaviota de Chèjov que de la propia biografía de Clift. Hay un juego de muñecas rusas entre Treplev, Clift y mi personaje que, quizá, es la suma de ellos o la suma de ellos en mí…

conejero2

¿Cómo ha sido el proceso de escritura del texto?¿Ha cambiado tu visión del texto a partir de la lectura hecha en la puesta en escena?…
Los dramaturgos sabemos que no escribimos teatros sino para el teatro. Hay en los textos una constante incitación a los imaginarios de los actores, del director, del escenógrafo, etc. Lo peculiar aquí es que además yo codirigía la función aunque la distancia con el momento de escritura (cinco años) me han permitido tener una distancia que considero imprescindible. La función no es un mero representar de mi texto sino una nueva reescritura de la que también son responsables Velasco , Lorenzo y el resto del equipo. He tenido que renunciar a partes del texto que sobre el papel funcionan poderosamente pero que en esta función estorbaban. Pero lo he hecho sin ningún sentimiento de renuncia.

conejero3

¿Opinas como algunos autores que no hay que publicar un texto hasta verlo estrenado?…
No estoy seguro. Defiendo la necesidad de una literatura dramática que exista como tal, que se publique y se lea teatro, que se reivindique la palabra escrita que, en el caso de la teatral, espera además hacerse carne. La publicación permite además sobrevivir a la fugacidad del hecho escénico y poder dar ocasión a nuevas representaciones. Cada texto teatral es una semilla de mil árboles distintos. Es además un refugio para los dramaturgos. Nadie te proscribe cuando escribes. ¿Qué hubiera sido de Valle-Inclán siguiendo ese pensamiento? Pero efectivamente la escena es la mejor escuela para un dramaturgo. Es una catástrofe que en este país no haya verdaderos espacios de aprendizajes de escritura en escena, que se le facilite a los dramaturgos crecer en el escenario, sin la presión del resultado. Por lo tanto, aquellos que puedan permitirse estrenar antes de publicar que lo hagan… y mientras tanto, defendamos la literatura dramática.

conejero4

¿Qué balances haces de tus últimos trabajos como autor?…
Los últimos textos que he escrito y publicado han sido La piedra oscura y Ushuaia. El primero se estrena en enero en el CDN con dirección de Pablo Messiez y el segundo espera aún su oportunidad… Estoy feliz de haber encontrado compañeros de viaje como Messiez o el propio Velasco en Cliff. Siento que mi escritura está creciendo gracias al privilegio que es llegar a las tablas y que realmente, aunque lleve quince años escribiendo teatro, estoy empezando.

conejero5

¿Cómo ves la autoría teatral en estos momentos en nuestro país?…
Una generación espléndida que es capaz de generar maravillas en una tormenta perfecta. Es el resultado de la educación pública y de los esfuerzos por dignificar las enseñanzas artísticas. Pero me temo que ese fulgor sea devorado por la destrucción sistemática de los espacios de reflexión, por esta oscuridad sin nombre que nos gobierna. En una sensación extraña la de saberme rodeado de autores con inmenso talento y, a la vez, vivir en uno de los peores momentos para la cultura en este país.

conejero6

¿Cómo crees que está afectando la subida del I.V.A. y los recortes al teatro?
A esto me refería. La profesión se ha atrincherado en espacios pequeños para no dejar pudrirse ganas y talento pero la precarización es absoluta y no debemos ni podemos conformarnos. El IVA cultural es una medida profundamente antipatriota de los que dicen amar este país, una de las grandes vergüenzas que recordaremos de estos años…

conejero7

¿Qué sentido ha de tener el teatro hoy?…
Un lugar de encuentro para la poesía y el pensamiento, para plantearnos quiénes somos como seres humanos y ciudadanos. Lo que siempre fue y será.

conejero8

¿Qué obra de teatro has visto últimamente?¿Qué te pareció?…
He visto Infamia de María Velasco, una de las voces más importantes de la dramaturgia contemporánea. Un montaje artesanal que suple con talento a raudales una producción de resistencia.

conejero9

¿Proyectos?.
El estreno de La piedra oscura en el CDN, una lectura dramatizada de Ushuaia en Nueva York y ojalá finalmente cuaje un proyecto que Luis Luque y yo llevamos tiempo soñando.