Revista digital de Artes escénicas -Año 9º-

Entradas etiquetadas como “Ignacio amestoy

Homenaje a Ignacio Amestoy

Martes 26 a las 19:00 h.
Auditorio de La Casa del Lector en Madrid
Con motivo de la publicación de su nuevo volumen en la colección
Letras Hispánicas en la editorial Cátedra, Casa del Lector quiere rendir homenaje
al dramaturgo y periodista Ignacio Amestoy, autor de, entre otras obras,
Violetas para un Borbón. La reina austriaca de Alfonso XII y Dionisio Ridruejo. Una pasión española
(Entrada libre hasta completar aforo)
Más info en: http://casalector.fundaciongsr.com/

amestoy


Un paseo dramatizado por las calles de Madrid

José Luis Alonso de Santos, Ernesto Caballero, Ignacio Amestoy, Itziar Pascual, Pedro Víllora y Lourdes Ortiz son los autores de Las calles de mi Retiro, un viaje por los referentes históricos, sociales, artísticos y teatrales de nuestra ciudad, concretamente del céntrico distrito de Retiro. Bajo la dirección artística de Ainhoa Amestoy, Estival Producciones presenta este espectáculo dentro de la renovada programación teatral de Casa de Vacas. Las representaciones serán gratuitas el último domingo de noviembre.

Dar voz a las calles de Madrid, hacerlas hablar desde un monólogo interior que da vida a la Cibeles, a las calles Alfonso XII, Reyes Magos, Doce de Octubre y Paseo de la Infanta Isabel. Haciendo de paso un poco de historia, de la que se escribe con mayúscula y también de la que se recorre simplemente a pie, con dosis humor, con reminiscencias al pasado pero sobre todo al presente. Escribir lo que pasaría por la cabeza de una calle cualquiera de Madrid, si éstas tuvieran conciencia, esa ha sido la tarea que Ainhoa Amestoy ha puesto a algunos grandes dramaturgos y dramaturgas de nuestro país. El resultado: los cinco monólogos que componen Las calles de mi Retiro. Sus escritores son José Luis Alonso de Santos, Ernesto Caballero, Ignacio Amestoy, Itziar Pascual, Pedro Víllora y Lourdes Ortiz, todos ellos vinculados a la Real Escuela de Arte Dramático, que también pertenece a este distrito. Por su parte, los intérpretes que dan vida a estas cinco calles son Elena González, Ayeisa Sánchez de Rojas, Jesús Asensi, Borja Cortés, Karina Garantivá y María Besant.

En esta propuesta escénica de Estival Producciones veremos a la Cibeles en su vida de estatua, quieta e imperturbable, una diosa que ha presenciado tumultos, rebeliones, protestas, manifestaciones, dos guerras, que no logra acostumbrarse al tráfico y al ruido incesante de motores, a las luces de la ciudad que le impiden contemplar las estrellas. La calle Doce de Octubre, modesta y tranquila en su distinguido emplazamiento, que busca desesperadamente su identidad, acudiendo a Internet o al psicólogo. La calle Menorca, incómoda ante las insistentes preguntas de un ciudadano que se decida a mantener una conversación con ella. Alfonso XII sumamente inquieto ante la posibilidad de que le arrebaten su calle y le trasladen a otro lugar. Y la calle Reyes Magos, que se siente tan afortunada cada mañana cuando le despiertan las voces de los niños que van al colegio, pero que en cambio vive en soledad las Navidades porque pocos piensan el día de los Reyes Magos en la calle de los Reyes Magos.

La obra podrá verse de forma gratuita el próximo domingo 30 de noviembre en Casa de Vacas. Para diciembre, aprovechando las fiestas navideñas, Estival Producciones tiene previsto presentar dentro de la programación teatral de Casa de Vacas un espectáculo para niños basado en Alicia en el país de las maravillas.

CALLE DE LA INFANTA ISABEL
Monólogo de la Infanta Isabel a su amiga Lolita Balanzat y Bretagne, de Itziar Pascual
Interpretado por Ayeisa Sánchez de Rojas

CALLE DE ALFONSO XII
¡Alfonso XII, mi calle!, apropósito teatral de Ignacio Amestoy
Interpretado por Jesús Asensi

PLAZA DE CIBELES
Cibeles, de Lourdes Ortiz
Interpretado por Elena González

CALLE DE MENORCA
Quinientos pasos, de José Luis Alonso de Santos
Interpretado por Borja Cortés

CALLE DEL DOCE DE OCTUBRE
Docedé, de Ernesto Caballero
Interpretado por Karina Garantivá

CALLE DE LOS REYES MAGOS
La calle de los Reyes Magos, de Pedro Víllora
Interpretado por María Besant

Música
Giacomo Facco
Fotografías
Mahura
Imagen
Pablo Díaz
Asesoría musical
David Velasco
Técnico
Otto
Producción
Estival Producciones
Dirección escénica
Ainhoa Amestoy

Datos de las representaciones:
Lugar: Casa de Vacas
Fecha: Domingo 30. Dos representaciones: 17h y 19.30h.

Próximas representaciones previstas en Casa de Vacas, DICIEMBRE 2014:
Espectáculo para niños basado en Alicia en el país de las maravillas
Sábado 27. 17h.
Domingo 28. 17h.
Las actrices: María Besant, Lidia Navarro y Ana Carril

Más info en: http://www.madrid.es

reyesmagos


Pasión y muerte de Ana de Éboli de Jesús Ferrero en La casa del lector

Dentro de las lecturas dramatizadas programadas en La casa del lector, hoy se ha escenificado el texto de Pasión y muerte de Ana de Éboli un texto inédito del novelista Jesús Ferrero. Gracias al ciclo titulado Al teatro con pasión que dirige Ignacio Amestoy hemos podido disfrutar de este texto que recorre la pasión y declive de este personaje histórico. La lectura ha sido llevada a cabo por Joaquín Notario, Anahí de la Fuente, Fernando Escudero y Daniel Martos bajo la dirección de Francisco Vidal y la producción de Teatro del Astillero, el jueves 29 a las 19 horas se repite la lectura y la próxima cita del ciclo será la lectura de un texto de Antonio Garrigues Walker: Esplendor estético.
Más info en: http://casalector.fundaciongsr.com/
QRLA

eboli2


Francisco Vidal nos habla de su larga trayectoria como actor y director

vidal¿Cómo fueron tus inicios en el teatro?…
Empecé en el Teatro Universitario a los 17 años. Gané un premio de interpretación y se marcó mi destino. A los 18 comencé a trabajar con Miguel Narros y William Layton como profesores. Y a los 24 estrenamos “El proceso por lasombra de un burro” de Durretmatt, dirigida por José Carlos Plaza. En 1991 abordé también la dirección con “La isla” de Athol Fuggard. Fué motivado por un bache como actor y ya llevo más de 30 obras. Me apasionan las dos cosas por igual. Pero cuando soy actor me olvido por completo que soy director y me mantengo muy disciplinado.

vidal-1

¿Qué balance harías sobre tu larga trayectoria como actor, director y pedagogo?…
Ha sido un camino largo y bueno. He tenido la suerte de trabajar mucho y casi siempre en cosas interesantes. He estado siempre aprendiendo y oyendo a muchos a los que admiro. Y poniendo en duda muchas cosas para cambiarlas o reafirmarme. Y en el camino estoy, sigo haciéndolo. Tratando tambien de transmitir mis experiencias…y mis dudas a las generaciones más jóvenes.

vidal-2

¿Qué diferencia hay para tí del teatro que se hacía en tus principios al que se hace hoy en día?
Había mucho trabajo. El público estaba preocupado por la cultura. Por la última obra, por el último libro, la última película. Pero a los jóvenes les costaba mucho entrar en la rueda profesional. Sin embargo hoy se encuentran mejor preparados, son más responsables y buscan la excelencia. En cuanto a directores teníamos a José Luis Alonso, Miguel Narros, Adolfo Marsillach… Y productores con ánimo de riesgo. Estábamos al día de las obras más importantes internacionalmente. Y había muchos autores españoles que estrenaban. Lo peor era la censura, pero se intentaba pasar por encima. Hoy los autores estrenan poco, salvo alguna figura, salvo en las salas alternativas, y el riesgo está limitado a ellas que alimentan los deseos de un teatro distinto.

vidal-3

¿Cómo surgen las ideas y los proyectos en los que teembarcas? ¿Qué te anima a participar en ellos?…
Pueden surgir por muchas razones. Sobre todo por mi creencia de la obra, poque despierte mi emoción o mi humor, o las dos cosas unidas, porque el estilo que más me gusta es la tragicomedia. Porque sea actual, o despierten cosas actuales, pues el teatro como museo no me atrae. Sigo con el equipo posible y la posible financiación. Muy complejo.

vidal-4

¿Cómo surgió tu participación en Napoles millonaria?…
Siempre he sido un gran admirador de Eduardo de Filippo.Cuando cayó en mis manos la obra me impactó y me divirtió, y desgraciadamente, era muy actual. Había un problema, once actores. Pero no podemos dejar de conocer obras importantes por la extensión de su reparto. Lo más dificil fué conseguir su estilo. Y el trabajo con los actores fué muy gratificante.

vidal-5

¿En qué proyectos has participado en el último año?…
He participado en TV. Pero en teatro ningún otro.

vidal-6

¿Qué proyectos tienes entre manos?…
He acabado de montar una obra sobre la memoria histórica:
“El valle de los cautivos”. Otra vez con el Teatro del Laberinto, que irá a principios de temporada. Es de un autor nuevo, Pedro Martín Cedillo. Magnífico y con mucha magia. Va a sorprender. También preparo “El zoo de Cristal” de Tennesee Williams para el productor Eduardo Galán y “En manos del enemigo” de José Luis Alonso de Santos para Enrique Salaberría. Tambien me interesa una obra de Noel Coward, “La vida manda”.

vidal-7

¿Qué obra te hubiera gustado hacer y no pudíste?…
Hay muchas: Rey Lear, Los bandidos, los últimos Arniches; aunque hice “El Sr. Badanas” y miles más. Mi ideal sería que me tocase la lotería y producir 10 obras al año, 5 de las grandes obras internacionales y 5 de autores contemporaneos españoles. Pero me temo que me voy a quedar con las ganas.

vidal-71

¿Cómo crees que están afectando los recortes y el aumento del I.V.A. A los proyectos del teatro? Sobre todo a que hay que ir sobre seguro. No caben riesgos. Si el teatro es un negocio limitado, a no ser que tengas un enorme éxito, ahora no hay casi salida.

vidal-72

¿Qué montaje que hayas visto ultimamente te ha interesado? ¿Por qué?…
“Ahora empiezan las vacaciones” de Strindberg, en La casa de la portera. Por la versión de Paco Bezerra, llena de inteligencia; por su dirección y sus actores. “El duelo” de Chejov, por una compañía procedente de Rusia, por su manejo de la teatralidad y el espacio…Dirección y actores. Y ayer mismo “Dionisio Ridruejo” por la complejidad de la obra de Ignacio Amestoy, que nos habla de una manera adulta, por la dirección de Juan Carlos Perez de la Fuente, su escenografía y expresividad teatralidad y mucho, mucho por los actores. El director de Strindberg es Luis Luque. No nombro a los actores porque son muchos y muy buenos. Todos estan magnificos y se puede ver por Internet.

vidal-73

¿Alguna sugerencia para seguircreando y haciendo teatro en tiempos de crisis?…
Hay que seguir haciendo teatro donde sea y como sea. El público se lo merece y nos necesita. Y nosotros no sabemos vivir sin él.

vidal-8


Ignacio Amestoy nos regala con sus sabias reflexiones sobre el teatro.

igna¿Qué es el teatro para ti?…
Lo que fue para los griegos. Un espacio dentro de nuestra contemporaneidad, en el que el ser humano, representado por un actor, vive una anagnórisis, el reconocimiento de un error, que es contemplado por otro ser humano, el espectador, que participa con su catarsis en el hecho escénico compartido.

¿Por qué escribes teatro?…
Para indagar, a través del teatro, en esa dialéctica entre esos dos polos del hecho escénico, reconocimiento de errores y conexión con el ciudadano, dentro de la contemporaneidad.

¿Qué balance haces de tu larga trayectoria como autor?…
A través de una treintena de obras he procurado indagar con honestidad en unas problemáticas de mi contemporaneidad: la mujer en la encrucijada actual, la violencia en mi País Vasco, la verdad de nuestra historia o la lucha por la felicidad del ser humano. Y ahí sigo.

igna-1

¿Cómo surge el proyecto de Dionisio Ridruejo?…
Salvador de Madariaga nos vino a decir que no podremos comprender nunca la trayectoria de hombres honestos como Ridruejo si no indagamos en lo que de verdad ha representado en España su Ejército. Procuré hacer esa indagación.

Háblanos de la obra…
En el ámbito de una residencia de descanso militar, un coronel que compartió la disparatada aventura nazi de la División Azul con Dionisio Ridruejo, vive la muerte de la persona a la que le hubiera gustado imitar en su enfrentamiento con Franco, y llegar a defender la democracia.

igna-2

¿Cómo fue el proceso de creación del texto?…
Me interesó enfrentar la vida de ese coronel con el tránsito de Dionisio Ridruejo del fascismo, de la Falange franquista, a la democracia, en su Unión Social Demócrata Española, la USDE. Con la presencia en escena de un joven capitán miembro de la Unión Militar Democrática, una UMD que no ha sido resarcida, si es que lo ha sido, hasta 2009.

igna-3

¿Hay algún referente técnico o artístico del que partiste para crear este texto?…
Muchos referentes, fue una de las primeras obras. Intento conjuntar el teatro ritual con el teatro documento. Hay en la obra una pieza oratoria inédita del periodo más fascista de Ridruejo, de 1940 en Valencia, y su discurso del 75, en el hotel Mindanao, antes de morir, en la presentación de la USDE, plenamente democrático. Al recordado Moisés Pérez Coterillo le interesó el intento de “biomecánica” que había en la pieza, de los militares jugando al baloncesto con precisión, o los meticulosos ensayos de cantos gregorianos.

igna-4

¿Pudiste seguir el proceso de puesta en escena?…
Hemos de partir del hecho de que esta obra se escribió al pairo del 23-F, hace más de treinta años. Fue editada por Juan Barja, en Akal, en 1983. Luego, por Juan Serraller, en Fundamentos, en 1996. El que Ernesto Caballero la haya programado es todo un compromiso. La producción por parte de Pérez de la Fuente y Rosario Calleja ha sido también todo un compromiso. La interpretación de Ernesto Arias y los demás actores es también todo un compromiso. A esta obra se la ha tenido mucho miedo. Juan Carlos Pérez de la Fuente, que ha hecho un montaje absolutamente fiel, por una parte, y vigorizador, por otra, me tuvo al tanto de sus propósitos. La elección de actores, fundamental, para la puesta en escena, fue compartida. En otras ocasiones, con Geroa, Gasteiz o Távora he estado a pie de obra para conformar los textos, por las problemática –vasca– de los textos. Aquí, Pérez de la Fuente no ha tocado el texto de hace treinta años, que sigue vigente. Incluso, más vigente. Juan Carlos ha sido el director lúcido para este montaje. Lo ritual y lo real, son tesituras que las domina bien, como se vio en montajes como “La fundación”, de Buero, “San Juan”, de Max Aub”, “Cementerio de Automóviles” o su genial “Pelo de tormenta”, de Nieva. En aquella etapa del CDN, que ha sido felizmente seguida por Ernesto Caballero en pro del teatro español.

igna-5

¿Qué te motiva o inspira para escribir teatro?…
La realidad. La contemporaneidad. Casi siempre, el buscar la verdad de los personajes, sean históricos o no, en esta España teñida por la mentira.

¿Opinas, como algunos autores, que no hay que publicar un texto hasta verlo estrenado?…
El texto es un pretexto para el hecho escénico. Una vez que lo escribes, que se publique. Y que los recreadores lo hagan en su contemporaneidad. La propiedad del texto es limitada. El autor no debe ser un censor de su obra. Tampoco, mucho menos, un auto-censor. Abunda la autocensura. Ajustándose a lo que se dice como políticamente, socialmente o económicamente “correcto”.

igna-6

¿Qué función crees que ha de tener hoy el teatro para la sociedad en la que vivimos?…
De búsqueda de la verdad del ser humano. Y de las verdades de nuestro vivir.

¿Cómo ves la autoría teatral en nuestro país en estos momentos?
Abriéndose a esas verdades, sin miedos. Pongamos Alberto San Juan, como ejemplo.

igna-7

¿Qué obra de teatro has visto últimamente?¿Qué te pareció?…
He visto el montaje de “Dalí versus Picasso”, de Arrabal, realizado también por Juan Carlos Pérez de la Fuente. La última obra de Arrabal en la que ahonda dramáticamente, desde su estética, en las complejas personalidades de Picasso y Dalí. Arrabal, un autor a reivindicar.

igna-8

¿Cómo crees que está afectando la subida del I.V.A. y los recortes al teatro?…
La subida del IVA es demoledora no sólo para el teatro sino para toda la cultura. Parece como si el Gobierno de Rajoy se propusiera hundir nuestra cultura. Entre cultura y poder ha de existir una dialéctica. Eliminando a la cultura sólo nos queda el poder. Hay miedo a la cultura. La cuestión es si este hecho es local o global.

¿Alguna sugerencia para seguir creando en tiempos de crisis?…
Seguir creando, sin miedos.

igna-9-0

¿Proyectos?…
El texto del filósofo Javier Gomá, “Aquiles en el gineceo” me inspiró una obra, “Aquiles tiene un problema”, en la que se habla de la necesidad del compromiso del joven Aquiles, abandonando gineceos, y enfrentándose a su realización sin miedos, aunque esa decisión le cueste la vida. Y he vuelto a una obra que se llama “Sangre de reyes. La reina inglesa de Alfonso XIII”, que sucede a la pieza “Violetas para un Borbón. La reina austriaca de Alfonso XII” –que ya estrené, no sin polémica–, en una tetralogía en la que también entrarían Don Juan y Juan Carlos.

igna-9


Dionisio Ridruejo, una pasión española de Ignacio Amestoy en el Centro Dramático Nacional

No deja de ser curioso que una obra, como Dionisio Ridruejo, una pasión española, escrita por uno de nuestros más importantes dramaturgos vivos, Ignacio Amestoy, haya tardado más de treinta años en llevarse a la escena. Seguramente, en otro país, sin tanto miedo a mirar al pasado para poder entender mejor el presente y dar pasos firmes hacia el futuro, se habría estrenado nada más escribirse, a pesar de haber sido polémica o molesta. ¿Qué pasa en nuestra sociedad civil y teatral que tenemos tanto miedo a tener contradicciones como Dionisio Ridruejo las tuvo?…¿Hemos de ser de un bando u otro para poder tener derecho a un pequeño lugar bajo el sol?. Ignacio Amestoy construye una obra compleja y difícil de teatro documento que el espectador ha de ir desgranando poco a poco. Un puzle que no encaja fácilmente en la mente de los personajes que no entienden porque están en un país sin tierra firme y que para poder soportar el día a día han de sumergirse en un espacio a medio camino entre santuario y gimnasio donde dejar los cuerpos sin energía vital. Un campo de concentración sofisticado en el que el delirio se da la mano con la realidad y los personajes imaginan lo que podrían ser y lo que podrían vivir sin posibilidad real más allá de esos muros. ¿Seguimos siendo herederos de ese miedo y esa cobardía?…¿Cuándo abriremos las ventanas al futuro?.
Adolfo Simón

dionisio-ridruejo_08


Encuentro con el equipo artístico de Dionisio Ridruejo en el CDN

Para celebrar el Día Mundial del Teatro hemos elegido acudir al encuentro con el equipo artístico del montaje Dionisio Ridruejo, una pasión española. Ha sido muy interesante porque la obra ha situado a los espectadores en ese pulso que los personajes vivieron en otra época y que tanto nos resuena hoy en día. La palabra del propio autor, Ignacio Amestoy, allí presente y las experiencias de los actores, con Ernesto Arias al frente de ellos, ha creado un buen espacio para la celebración del día de hoy.
QRLA

DIONISIORI


¿CUÁNTOS POETAS HAN MUERTO EN LOS ANDAMIOS DE LA CARPINTERÍA TEATRAL?

DOS GENERACIONES DE DRAMATURGOS ESPAÑOLES CONVERSAN

Es emocionante escuchar de boca de Ignacio Amestoy que el dramaturgo español tiene algo de Sísifo: consecuciones y logros efímeros salteados de caídas sin arnés; y, asimismo, el titular: “Seguimos con la furgoneta” (para ilustrar nuestra perenne necesidad de auto-producirnos a falta de que otros lo hagan). Amestoy (Ederra, Chocolate para desayunar, Cierra bien la puerta, etc.) Premio Nacional de Literatura Dramática, venía a corroborar que la etiqueta “emergente” no es solo aplicable a los autores menores de treinta años, aún en ese “purgatorio de duración variable, tras el cual se instalan en la gloria de los elegidos o en el infierno del olvido” (Fernando Savater), sino una condición sine qua non.
El lunes 11 de marzo, sobre la escena del teatro María Guerrero, nos sentamos a conversar dos generaciones de dramaturgos españoles nacidos, respectivamente, en derredor de los cuarenta y de los ochenta. Se trataba de una nueva cita de los “Lunes con voz”, punto de encuentro para el gueto teatral madrileño. Aunque el moderador, Ignacio García May (Alesio, El dios tortuga, Los vivos y los muertos, etc.), envalentonado por “el buen momento que vive la dramaturgia”, dictaminó que esta mesa iba a diferenciarse de otras sobre autoría en evitar el llanto y el deporte de la queja, no pudimos menos que sacar el vaso de lágrimas. La situación (recortes, subida del IVA, etc…) no es para menos.
El veterano, Domingo Miras (Una familia normal, Las brujas de Barahona, La Monja Alférez, etc.), asimismo Premio Nacional de Literatura Dramática, comenzó diciendo que los autores de su quinta, la generación realista, ganaban premios, pero no estrenaban sin haber encanecido. Nada ha cambiado, como pronto tuvimos oportunidad de aclarar los noveles (Lola Blasco –Pieza Paisaje, Proyecto Milgram-, Carlos Contreras –Verbatim Drama, La comedia que nunca escribió Mihura-, Verónica Fernández –Presas, Serena Apocalipsis- y yo –Perros en danza, La ceremonia de la confusión-), que concurríamos allí gracias al nuevo programa “Escritos en la escena”. Esta iniciativa, semejante a otras en Europa (el Royal Court) o, sin ir más lejos, el T6 del Teatro Nacional de Cataluña, ni siquiera nos depara la oportunidad de un montaje profesional. El resultado, difícil de categorizar es un semi-montado o muestra. No obstante supone un conato, un primer esfuerzo, por parte de la nueva dirección del Centro Dramático Nacional, de apoyar la creación dramatúrgica contemporánea.
Mal de muchos, consuelo de todos: las distintas generaciones no solo resemblábamos una problemática similar a la hora de ganar cierta visibilidad… También se evidenció que ciertos referentes seguían vivos y el nombre de Federico García Lorca, aquel que anhelaba el momento de “abrir los viejos escotillones del teatro” salió varias veces a colación, al igual que fuentes inspiradoras, sugeridoras de una mayor libertad dramatúrgica, como la Nouvelle Vague. No faltaron las manidas discusiones sobre si, en paralelo al teatro, podemos hablar de una literatura dramática: ¿es la obra un simple pretexto para el hecho escénico? Se trata de una cuestión cáustica, infalible a la hora de agitar una mesa de dramaturgos… Nunca nos pondremos de acuerdo: mi opinión, que el placer de leer Hamlet es distinto al de verlo representado y que ciertas obras, algunas de reciente factura, son mucho más que un cuaderno de dirección, un libro de cabecera: pequeñas biblias dialogadas.
Y mientras los veteranos discutían acerca de los pormenores biobibliográficos de Goethe (con envidia de su erudición), pensé por un momento en el viejo Allen Ginsberg revolviéndose en su tumba (querido, Ginsberg, ya queda menos para la literatura transgénero; pensé en cuántos poetas habían muerto en los andamios de la carpintería teatral; y cuánto tiempo nos lleva (como decía Picasso) llegar a ser jóvenes.
María Velasco

lunes

 


“Alemania” de Ignacio Amestoy.Teatro de la Abadía.

FESTIVAL DE OTOÑO EN PRIMAVERA

Teatro de la Abadía
“Alemania”
Autor: Ignacio Amestoy
Dirección: Mariano de Paco Serrano
Ignacio Amestoy escribe, a menudo, tratando de desvelar al espectador que la realidad nunca es lo que parece, que siempre hay un elemento calderoniano en la vida que hace que los sueños confundan lo que creemos haber vivido. Aquí, en Alemania, más allá del filosófico texto del autor, aparece en paralelo una propuesta escénica sencilla y poética que indaga en lo que está escrito entre líneas en la obra y para todo ello, el espacio escénico completa el simbolismo con ese campo de batalla arrasado donde unos muebles de diseño emergen, mostrándonos el absurdo de cruzar la tierra con el metal…Y ahí están, los dos personajes, en un cuadrilátero sin límites, peleando, en un pulso que nace muerto, por la ética y la honestidad, tanto en la vida como en el amor.
ADOLFO SIMÓN